BYEBYE ENTERPRISE

BYEBYE ENTERPRISE

Amigorditos. La recuperación económica que prometió el Presidente, es como la novia de Oswaldo… mejor siéntense, la verdad, no creemos que llegue. Y sí, ya sabemos que pasamos de la excusa del Neoliberalismo a la Excusa de la Guerra de Calderón a la Excusa de la Pandemia. Sabemos que todo lo bueno que pasa es por AMLO y todo lo malo es por culpa de alguien más, se sabe, no necesitan ponerlo en los comentarios. 

El problema es que desde el 2018, lo que sucede en la administración ya es responsabilidad del nuevo gerente y el wey al frente sigue echándole la culpa hasta a la doñita de la limpieza nada más para conservar eso que al señor más le importa, o sea sí, también, pero nos referimos a su popularidad. Porque el siguiente año es electoral y hay que mantener la sonrisa para la cámara aunque por dentro tengamos menos esperanza que Gibrán de caber en Estefanía. 

Pues resulta que por culpa de la Pandemia algunas empresas, como la talla L en las playeras de Victor, no pudieron estirarse más y pasaron a mejor vida. Lo curioso es que acabamos de cumplir dos años de transformación, como 20 informes de gobierno y pinchemil mañaneras y pues yo creo que ese memo no llegó porque el Presidente nunca dijo que más de un millón de negocios en nuestro país habían cerrado.

Así mesmo, menes, más de un millón de empresas tuvieron sus últimos días estos últimos días. Y no, esta información no es del REFORMA, del UNIVERSAL o de Ventaneando, es información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía o sea el INEGI, que sí, de momento es autónomo, pero como tener menos de 10 años y estar cerca de Memo Aponte, yo que ustedes no bajaría la guardia.

Mientras el presidente dice que la pandemia nos vino como anillo al dedo, que en abril se iba a terminar, que no nos afecta porque tenemos finanzas fuertes, pues la realidad es que en 2019, teníamos 4.9 millones de micro, pequeñas y medianas empresas, o como les conoce la güereja: Empresas de Tamaño Normal, de las cuales sobrevivieron únicamente 3.85 millones.

Más del 20 por ciento cerraron sus puertas definitivamente, se acabó, caput, a la verga. Y bueno, la cifra, como un proctólogo con dedos grandes, incomoda más, porque éstas empresas daban empleo a casi 3 millones de personas. Pero si le sumamos los más de un millón de empleos que se perdieron en empresas que no cerraron pues tenemos 4.12 millones de empleos perdidos debido a la pandemia. Más de cuatro millones de personas perdieron su empleo debido a la pandemia que al presidente le vino como anillo al dedo.

Pero no se sientan mal, mis muñequitos de sololoi, porque también hay cifras positivas, durante este mismo periodo casi 620 mil empresas nuevas vieron la luz, o sea, si, fueron más las que cerraron, pero algo es algo, el problema es que esto si o sí afectará en la actividad económica de México y los que le saben estiman que será hasta el 2022 cuando se empiece a ver una recuperación… eso si no nos cae un meteorito antes o algún familiar de Andrés Manuel nos sale con que le dieron otro contrato millonario.

También, según datos del mismo INEGI, poco más del 94 por ciento de las empresas no recibieron ningún tipo de ayuda por parte del gobierno. ¿Recuerdan que presumieron sus apoyos? ¿Sus créditos a la palabra? Bueno pues, como yo diciendo que reviso el guión del pulso todo fue puro pedo… Ora, pendejo. Si lo revisé, pero lo dejé para que la gente se riera porque no tiene ni un chiste.

Nosotros desde EPDLR de nuevo sabemos que estos datos no le gustan a nadie en el gobierno porque no ganan votos, pero existen, ellos mismos los tienen y deciden no mencionarlos esperando que nadie se de cuenta, pero, tristemente, aunque todos los días el merolico predicador salga a decir que vamos muy bien, el señor tiene, por lo menos, más de 4 millones de personas sin empleo, para decir que está pendejo, que ellos tienen otros datos.

Publicación Más Antigua

COMENTARIOS

Wordpress: 0