Daddy Issues ep. 4

Daddy Issues ep. 4

Diarios de cuarentena 3

Probablemente lo que más extrañamos en esta casa es la escuela: mi hijo quisiera ver a sus amigos, hacer deportes, tomar clases. Nosotros seríamos muy felices si de nuevo pudiera pasar algunas horas fuera de casa. No mucho: sólo las suficientes para que su voz volviera a ser agradable en lugar de resultar aturdidora. 

Cualquier papá o mamá en cuarentena sabe EXACTAMENTE lo que se siente cuando la bendición empieza a contarte algo y cinco minutos después no se ha detenido ni para respirar y eventualmente ya no distingues su anécdota de los ladridos del perro porque ya nada suena a palabras y todo suena a que necesitas estar en un bar con tus amigos.

 

 

Fig. 1: Aquí en pijama intentando tomar café mientras de fondo se escucha “Y que luego McQueen pensaba que tu cabeza era una montaña, y luego llegaba el otro McQueen de agua, y luego…”  

 

Me preocupa (entre todo lo que me preocupa ahorita) que no tengo idea qué va a pasar con el ciclo escolar cuando todo esto acabe. Ni siquiera sabemos cuándo va a acabar “esto”, pero espero que nadie tenga sus esperanzas sembradas con que el 30 de abril regrese todo a la normalidad. Porque de acuerdo a los científicos que he leído: LOLNO.

¿Se van a eliminar las vacaciones de verano? Si eso es lo que se necesita para que no se pierdan los últimos meses de escuela, adelante. ¿Se recorre todo el calendario y a partir de ahora hay uno nuevo diferente al de todas las décadas anteriores? Jalo. ¿Hay que pagar meses extra de escuela? Ps ya qué. 

O sea, no nada más quiero que por unas horas mi hijo sea problema de alguien más, también me interesa genuinamente que se eduque y no termine siendo comentarista de e-sports o algo así bien mediocre.

Por lo pronto en el kínder donde lo tenemos ya se organizaron para dar clases virtuales de lunes a viernes. Lo agradezco un chingo. Porque puede ver a sus maestras, platicar con sus amigos y hacer uno que otro ejercicio. Eso sí: no está chido que agarre el iPad para enseñarles la casa, porque se hace evidente que ni con todo este tiempo disponible tengo la más mínima voluntad de limpiar. Tip huevón: si se queda sentado con la cámara apuntando al techo, no se nota el tiradero.

Algunos papás en un chat de papás (de otro grupo, pero es una pandemia y estamos aburridos y los chismes corren), se están organizando para exigir no pagar un mes de colegiatura. El titular de PROFECO acaba de anunciar que las escuelas deberían hacer por lo menos descuentos porque no están gastando luz ni agua. Yo digo que no me sobra el dinero pero tampoco estoy de acuerdo.

¿Qué tanto se ahorra de servicios una escuela? No creo que sea significativo si ese ahorro se divide entre todos los inscritos. No creo que se puedan dar el lujo de no percibir un mes de ingresos. Siguen teniendo gastos. Siguen teniendo que mantener una nómina de maestras y maestros, administración, personal de limpieza. No sean así.

Creo que en realidad escribí la columna de hoy solo para decir: si estás en posibilidades de seguir pagando la escuela, sigue pagando la escuela. No dejes sin salario a toda esa gente, no les hagan eso justo ahorita que buscar trabajo va a ser casi imposible. Y si lo quieres ver desde un punto egoísta de cómo te afecta eso a tí: la economía se jode cuando el dinero deja de circular, es una cadenita que te va a acabar partiendo la madre también. Si sigues ganando no dejes de gastar en otras personas. 

Y gracias, maestras. Prometo que el próximo día del maestro voy a buscar algo más significativo que una taza con chocolates, y voy a procurar darles no sólo a las titulares. Y como me entere que en la escuela de mi hijo han corrido a alguien ahí sí les armo un pedo.

COMENTARIOS

Wordpress: 20
  • comentario-avatar
    Paloma Lares hace 9 meses

    Atinada tu columna,mi nena empezaba su primer año del kinder y la verdad después de tres años de dejar de trabajar y dedicarme a ella y al hogar apenas empezaba a tener tiempo para mi y llega esto, de hecho se me hizo raro que alguien me preguntara si se tenía que pagar la escuela, en mi caso la escuela de mi niña va empezando tiene un año de experiencia, pero de ver como tratan a mi nena y como le gusta su escuela mientras tengamos la posibilidad económica claro que seguiremos pagando

  • comentario-avatar
    Nidia hace 9 meses

    Mi esposo y yo nos sentimos súper identificados como papás con tus columnas, sigue así 👍🏻 

  • comentario-avatar
    Marcela Ruiz hace 9 meses

    Hola, fui maestra de primaria por 11 años y decidí cambiarme a la nocturna porque ya no soportaba a los papás y a las mamás que en lugar de facilitar la experiencia de sus hijos en la escuela, la complicaban bastante. Eso y el hecho de trabajar en una escuela privada bien pagada que desquitaba cada centavo que me daba con horas y horas de trabajo extra fuera de la escuela, me llevaron a un terrible burn-out.
    En realidad no tengo problema con que si me pagan bien me exijan también, pero el hecho de que los papás y las mamás exijían que la escuela fuera un espacio mágico donde la violencia entre alumnos no tiene directa relación con las relaciones familiares me llevó al punto de decir ¡basta! Mi amor por sus chamacos y la docencia no era tanto.

    Tu comentario es el primer comentario de reconocimiento a los maestros que leo en nuestro país, he leído que EU y algunos países de Europa les hacen videos de agradecimiento. Esto no lo pongo porque quiero videos de agradecimiento por mi labor, lo que espero es respeto y apoyo por parte de los papás, algo que sí encontré en la escuela nocturna. Ahí los alumnos van deseosos de aprendizajes y algo muy chistoso, en su caso, generalmente son los hijos los que me ayudan a que mis alumnos hagan sus tareas, como tomarles la lectura diaria o realizar juegos matemáticos que les sirven a todos para desarrollar muchas habilidades.

    La verdad, extraño trabajar con niños porque son bien divertidos y ocurrentes, lo que no extraño es tener que dividir mi atención entre los que sí están atentos con los que ya están peleando porque traen broncas de casa y por más que yo “me paro de cabeza” no logro sacarlos de ese rollo mental bastante feo por el que están pasando. (Súper frustrante, estresante y hasta agobiante).

    Gracias por tu texto, tus palabras me llevaron al siguiente pensamiento: ¿Será que regresaré a trabajar con pequeños como actividad extra para conseguir más dinero o me dedico a la nocturna y me voy a trabajar a un oxxo o algo así?

  • comentario-avatar

    Aplausos, Ribón. No puedo aplicarlo a la escuela porque no tengo hijos pero coincido totalmente. Si estás en posibilidades, no dejes de gastar. Que el dinero circule.

  • comentario-avatar
    Julia Casanova hace 9 meses

    Los maestros siguen trabajando, usando sus recursos, quizá tuvieron que invertir en alguna cámara web o mucho de su tiempo en entender cómo funcionan los programas, no podemos dejar de pagar. Los niños siguen aprendiendo. Todos estamos aprendiendo.

  • comentario-avatar
    Lorena hace 10 meses

    Me recuerdas a mi papá, en el buen sentido. Me gustó mucho leerte, sigue así. <3

    • comentario-avatar

      Me encanta, tus columna, artículo, anecdotas o lo que sea; venia a leer a chumel y la verdad ya no lo creo, él tiene carisma pero le falta algo como escritor, y como no te vemos en cuadro casi nunca; pues nunca pense en leerte. Jajaja
      Saludos y seguiré leyendo a tí y a gabrielomimi.

  • comentario-avatar

    jajjajaajaja A web . com también quiero que mi hija vuelva a ser problema de alguien más jajjaja gracias a esos docentes rifando el físico por el futuro de los mexas

  • comentario-avatar
    Anais Flores hace 10 meses

    Soy docente, los profesores no dejan de trabajar en especial los de escuelas particulares, aunque sea cuarentena, en el “receso educativo por covid-19″(las dos semanas antes de vacaciones) los maestros dejaron tareas que los padres tenía que reportar todos los días porque se tenían que evaluar y mandar informes a la SEP,en esos días,había papás que no entendían las tareas, niños solos con abuelitas muy mayores,y maestros que se la pasaron todo el día al teléfono explicando uno por uno a sus 25 o 30 niños(hablando por ejemplo de kinder).Aún ahora hay docentes trabajando y planeando act para que del 20 al 30 de abril continúen las clases a distancia; que siendo honestos es probable que no se regrese hasta fines de mayo (y quién sabe) Si hay personas esperando volver a las aulas son los maestros.

    • comentario-avatar

      Totalmente de acuerdo! También trabajo en un particular y la verdad es q estar resolviendo dudas 24/7 tampoco está padre, pero seguimos con ganas, apoyando desde nuestra trinchera para q el ciclo escolar se termine lo mejor posible.

  • comentario-avatar

    De acuerdo! Todo es una cadenita. Si sigues ganando apoyemos a los que más lo necesitan, (por que ahorita necesitan de ti y en algún punto necesitarás de ellos) gastemos en negocios locales, sigamos pagando escuela y apoyándonos como sabemos hacerlo. 

  • comentario-avatar
    Paulina hace 10 meses

    ¡Gracias!
    Al igual que otra persona que comentó, igual soy maestra, y sí preocupa un poco la situación de la nómina, sin embargo, también pienso que este es un buen momento en qué se valore un poco más el trabajo que realizamos en las escuelas.
    Ojalá tu columna pudiera llegar a más personas que las que habitualmente seguimos el trabajo de su equipo.

  • comentario-avatar
    Pako de la D hace 10 meses

    Ya me sentia culpable creyendo que sólo yo tengo ese extraño sentimiento de… “hijas las amo… pero yabme urge que vuelvan a la guarderia!!” Seamos francos… los papás de esta generación ya no tenemos el chip de ser papás de tiempo completo como nuestros padres o abuelos lo fueron…

  • comentario-avatar
    Diana Manzanilla hace 10 meses

    Totalmente de acuerdo con tus daddy issues, acá estamos igual, tolerando a las bendiciones, preocupados por el ciclo escolar y por supuesto no dejando de pagar. No manchen, no dudo que hay quien no pague, no sean así

  • comentario-avatar
    Elena E. hace 10 meses

    ¡Gracias Ribon! 
    Soy maestra y cada palabra de tu artículo es verdad. Gracias por reconocer nuestro trabajo y se que para los papás no es nada fácil. Animo, esperemos que esto termine pronto. 

  • comentario-avatar
    Gerardo Reyes hace 10 meses

    No tengo hijos, pero tengo a mi sobrina cerca y puedo percibir lo que expresas en esta columna.

    Como sea, si hay descuentos o no por parte de las escuelas, toma en cuenta que no en todas (o todas) el transporte corre por parte de la escuela, y que mucha de esa banda que se dedica a manejar el transporte escolar puede no estar recibiendo cash por esta situación, y ellos si la tienen más pelada.

    En medida de lo que uno pueda debe seguir pagando su colegiatura (para apoyar a toda la banda que trabaja alli) y las escuelas deben de ver la manera en como pueden reponer el tiempo “perdido” para que los niños (“alguien quiere pensar en los niños”) puedan seguir recibiendo la preparación escolar que necesitan.

  • comentario-avatar
    Glenda hace 10 meses

    Me encantó, totalmente identificada como madre de 2 ,en esta cuarentena que ni nuestros padres vivieron…

  • comentario-avatar
    Rangel hace 10 meses

    Cierto es, tal vez no dejar de pagar un mes entero, pero podría ser un porcentaje o un descuento como bien señalas.

  • comentario-avatar
    Pamela hace 10 meses

    Completamente de acuerdo, en este barco vamos todos

  • comentario-avatar
    Uriel Martinez hace 10 meses

    Hola, debemos sacar algo bueno de esto. Como dices, que seamos honestos y si podemos hagamos lo necesario por que todos estemos bien. Saludos.