DEATH PROOF: LA PIOR QUE NO ES TAN PIOR

DEATH PROOF: LA PIOR QUE NO ES TAN PIOR

La considerada “Peor película” de Tarantino después de casi 15 años.  ¿Sigue siendo tan mala?

Seamos sinceros. Ya estamos hasta la madre de COVID y política. No necesariamente en ese orden, pero sí en fondo y forma. Y a mí, personalmente, me caga las pestañas la gente que se la pasa hablando de política. Así que vamos a platicar de pelis.

(Entra fanfarria, imagen de reflectores y sonidito harto mamador de carrete de película en un tiempo en el que ya ni existen los proyectores de cinta en los cines… y ya mero, ni los cines. Oh, ironía) (¿La ironía es la mamá de Iron Man? Equis)

Y vamos a platicar específicamente de Death Proof (2007) de Quentin Tarantino. Considerada por los que saben como “La peor caca expulsada del recto del pendejo copión y egocéntrico ese”.

Todo esto se me ocurre mientras se lava mi ropa.

Y no vamos a hablar de lo de siempre. Nada de detalles técnicos. Que si Tarantino está sobrevalorado. Que si tiene pedos fetichistas (Mmmmm… Patas) en todas sus películas. O la eterna discusión entre si su cine es homenaje o vil plagio. (No hay peor copia que la que no se hace)

Todo eso ahorita vamos a echarlo a un lado. Pero antes, una pequeña sinopsis. Pequeñita. Una sinopsítis (No es plagio de Les Luthiers. Es homenaje)

Death Proof es parte de un proyecto doble de películas que Tarantino junto con Robert Rodriguez hacen al alimón. Me imagino que como esas veces que estás bien hasta el ano de borracho con tus cuates y no falta el soñador pacheco que agarra y dice: Güey… ¿Y si nos vamos a vivir a la playa y abrimos un bar? (Si tú o alguien de tus amigos lo hace, es una clara señal para terminar la peda)

La idea era recrear “el alma” de aquellos programas dobles de cine en los que, por un solo boleto, podías ver dos películas de lo más culeras que podían existir. Ya saben. El consagrado cine clase B. (No sé quién le puso así, pero qué pinche mamador y discriminador).

La cosa es que mientras Robert Rodriguez cumple absolutamente el concepto con su “Planet Terror” (También veanla. Deliciosa), Tarantino se mamó con una película que fue pateada en su momento por los expertos y negada por los no expertos. 

La trama, para no contarla toda, trata básicamente de un asesino serial de mujeres que usa su automóvil como “herramienta” de sus fechorías. Así es. Un feminicida, exclusivamente. 

Pero después de 15 años ¿Sigue tan culera como el día de su estreno? Sí y no. Lo feo no se quita, se los dice alguien que ha estado feo toda la vida. Pero sí se pueden rescatar varias cosas.

La peli, como suele suceder en el cine, es hija de su tiempo. Pero ahora tiene un nivel de reivindicación bastante cabrón. Y es que, full spoilers, el protagonista es detenido, humillado y asesinado precisamente por mujeres. Mujeres más cabronas que él. Y no porque las víctimas que no lo lograron sean menos cabronas que él. Simplemente “Para cabrón, cabrón (o cabrona) y medio”.

Lo que me hace pensar: ¿Qué pasó en su momento? ¿Por qué nos cagó tanto? ¿Fue Tarantino que se confió demasiado? ¿Fue Zoë Bell que no actúa una verga? (De hecho ya pasaron 15 años y sigue sin aprender a actuar. Excelente stunt. Pero no actúa una madre. Se dice y no pasa nada).

Pero no, no fue nada de eso. Creo (y hablaré en mi caso). Me cagó en ese momento que las mujeres ganaran. Y ¿por qué? Pues por pinche machirulo, pitocéntrico, palofílico de mierda. 

Pero la vida, como pollo en rosticería, da un chingo de vueltas. En ese momento no era consciente del feminicidio. Ni sus causas o consecuencias. Vivía en mi burbuja suburbana y como en mi familia no había violencia hacia la mujer (al menos eso sentía sin sentir), pensé que así era en todas las familias. En el mundo.

Y así crecí. Normalizando a lo pendejo. Me despertaba y decía: ¿Hoy qué normalizaré? A ver, no. Esto ya está normalizado. Otra cosa.

Pero lejos de ser un aliade (Que no lo soy. Mis pecados no me dejan) lo que someramente trato de expresarles es que nuestra percepción cambia. Nuestra ideología. Y está bien, es parte de crecer.

Mi opinión sobre el feminismo, como la de todos los hombres, no vale una chingada garapiñada.

Es interesante ver cómo la película se compone a su vez de dos peliculitas (O peliculeras). La primera parte nos muestra la figura masculina tradicional. TodasLasPuedo, chinguetas y ventajoso. Les pone en toda su madre a las pobres chamacas cuyo “único pecado” fue ponerse hasta el dedo de pachipedas y manejar (¿Les suena?) Sin otro móvil asesino, al parecer, el que el mismo policía nos dice: Si no hay chingazos, no se le para el calabrote a este güey. (Más o menos eso dice)

Sin embargo, en la segunda parte, este compa se topa con unas morras que le dicen: A ver, hijo de la chinga tu madre, NO ES NO. (¿Les suena?) El güey no obedece (¿Les suena?) y me lo muelen a carajazos. 

Todo esto durante la primera década de los dosmiles en la que el cine apenas empezaba a ser “correcto”. 

Ya se lavó mi ropa y toca tender. (¿Subo a tender o tiendo a subir? Filosofía) Así que ahí nos vidrios.

Sin más, Death Proof, se antoja ahora una película feminista. A mi corto entendimiento del feminismo. Una película en la que las mujeres no se dejan, buscan y obtienen sangre. No esa sangre con sabor a justicia que se obtendría en un cine moderno, incluyente y correcto. Obtienen sangre porque pueden. Porque quieren y pueden. Y eso me basta. Porque es una suerte de venganza. Y si la venganza no existiera en el cine, no existirían la mitad de las películas. Finalmente el cine no dejará de ser eso: Una forma de expresión víctima de su tiempo. 

DEATH PROOF (2007)
A Prueba De Muerte (México)
¡A Por Él, Flipadas! (España) (nocierto)

Director: Quentin Tarantino
Escribe: Quentin Tarantino
Medio actúan: Kurt Russell, Zoë Bell, Rosario Dawson 

Publicación Más Reciente
Publicación Más Antigua

COMENTARIOS

Wordpress: 9
  • comentario-avatar
    Javier Stone hace 7 meses

    Tarantino y Les Luthiers en un solo texto. No podría ponerse mejor. Peeeero, no la he visto porque la única versión que rola es la que sacaron después ya de manera individual fuera de la edición Grindhouse, que es más corta y la neta no me interesa la “especial” para cines con escenas añadidas para hacerla viable como única proyección. Quiero ver aquella que estaba con Planet Terror y cortos de la “todavía-no-existente-entonces-Machete” en el inter. Sea como sea, disfrutable texto como siempre con los suyos.

  • comentario-avatar
    Isis Mp hace 7 meses

    Mi mente acompañó la lectura con un thrilling bass de fondo y un:
    “Hang up the chick habit
    Hang it up, daddy
    Or you’ll be alone in a quick”
    Tú, muy bien !!

  • comentario-avatar
    Rachna Patricia Hernandez hace 7 meses

    Gabs! Retira la dicho, please. No eres feo, eres una chulada de hermosura. 

  • comentario-avatar
    Linda Arteaga hace 8 meses

    Me acabo de meter a su página y esta de pelos; en casa nos gusta Tarantino y sus baños de sangre, esa peli no la he visto así que le daremos este fin (o en cuanto nos de la vida).
    Me caes de poca madre Gab. Salute!

  • comentario-avatar
    Felipe Hernández hace 8 meses

    siempre atinado mi Gab, seguiré la recomendación y sí, todos cambiamos, o deberíamos hacerlo, principalmente en la mentalidad y percepción de la vida!

  • comentario-avatar
    Daniel hace 8 meses

    Eres por mucho el mejor escritor del equipo de maquina,pero sabes me gustaría que hicieran una aplicación para que me llegaran notificaciones de tus columnas, gracias por hacer más ameno mi paso por este pinche mundo

  • comentario-avatar
    Flor Salazar hace 8 meses

    Gracias Gab!!! Encantadora reseña y actualización de tu “versión interpretativa” de la vida y tú sentido feminista en evolución.

    Soy de las mujeres que piensa que los hombres si pueden ser feministas (mi padre, de 78 años, lo es) y creo Gab, que en estos piensos tuyos, se ve tu feminismo (aún cuando sea de reciente adquisición 😉)

    Abrazos!

  • comentario-avatar
    Carmen Briseño hace 8 meses

    Tiende a subir Gab! siempre mira hacia arriba! el título en España jajajaja

  • comentario-avatar
    Ale gomez hace 8 meses

    En esta casa amamos todo lo q dice, escribe o tweetea el gab.
    Y aunque yo siempre ame esa peli, me dieron ganas de volver a verla tomando en cuenta este nuevo enfoque feminista donde:
    1. Que bueno que le hacen lo q le hacen al tipo, se lo merecía
    2. No le recuerden esta peli a las extremistas o van a querer andar matando por deporte,( aunque lo merecieran).