EL ADIÓS DE PONCHO

EL ADIÓS DE PONCHO

Amigos, renunciar. O como le conoce callodehacha “¿a poco hay gente que se va voluntariamente de un puesto?” Bueno pues esta semana renunciar fue el “a chumel torres no le gusta esto” en el “se busca cm para conocida revista” de la noticia.

Por supuesto que nos referimos a Alfonso Romo, empresario mexicano y Homero Addams con descuento, quien al grito de no Corro, no grito, no empujo, abandonó el edificio en llamas que conocemos como cuarta transformación.

Aunque para ser honestos, Poncho (como le llamamos todos en el club de los ricos… el Riclub… somos ricos, no creativos), deja el gabinete de AMLO en buenos términos, por la puerta grande. Nada que ver con los secretarios que le han renunciado en medio de mentadas de madre, como Toledo, o de críticas como Urzúa, o esos otros que se van y luego lo demandan por dos millones de pesos.

Víctor: ¿Quién lo demandó por dos millones de pesos?

Un culero ahí traidorcillo, Víctor, no demos nombres. La verdad es que la salida oficial de quien hasta la semana pasada todavía era el encargado de la Oficina de la Presidencia, si nos preocupa un poco porque era uno de los miembros del gabinete que no es un anciano senil tarado, al contrario: es un anciano lúcido y preparado. 

Su labor principal siempre fue ser el puente entre el gobierno de Andrés Manuel y el sector empresarial, y posiblemente a él le debemos que los empresarios mexicanos aún no hayan organizado el día de la purga en nuestro país luego de que la política de la 4T hasta el momento haya sido “mira mij huaraches, fosfo fosfo”.

Su carrera,  hay que decirlo, está cabrona. Es uno de los empresarios más exitosos del país, llegó a ser uno de los hombres más ricos del mundo en el sexenio de Salinas, es la imagen oficial del Monopoly. Vaya, hasta representó a México en las Olimpiadas (no es mame, representó a México en la Olimpiadas, o sea, si,  en equitación que básicamente el caballo hace todo el trabajo ahí, pero eso también pasa en los shows de Tijuana y a la que le pagan es a la bailarina).

Y de alguna manera, a pesar de haber sido cercano a Salinas, de haber impulsado la campaña de Vicente Fox, de ser un perfecto neoliberal, acabó como uno de los consejeros de más confianza de Andrés Manuel. Este señor tiene tanto colmillo que no puede ir a un acuario sin que todas las morsas se lo quieran coger. Y justo esa capacidad de negociación y conciliación es la que le ha sido útil no nada más a él: también a mi cabecita de algodón.

Luego de anunciar que renunciaba, el presidente también dijo que no iba a nombrar un sustituto, que en su mente no había lugar para nadie más y que su cama ahora tenía un hueco con la forma exacta de Poncho que nadie más iba a ser capaz de llenar, por lo que la oficina de la presidencia, como su corazón, quedaría vacante.

Pero afortunadamente para todos nosotros, también dijo que iba a seguir siendo el enlace entre su administración y los empresarios, nomás no iba a tener el título. Es como si, pon tú, hipotéticamente terminaras con tu novia, pero hipotéticamente llega una cuarentena y ps de vez en cuando se siguen viendo para quitarse el frío. Hasta que hipotéticamente se consigue a otro que es igualito a tí. Bueno, esa última parte no porque no va a haber uno nuevo en ese puesto.

Según Andrés Manuel, esto lo va a hacer para ahorrar, aunque también según Andrés Manuel ni Romo ni la mayoría de su equipo cobraban y todo lo hacían de manera voluntaria, tons así como que ahorrar, ahorrar… Gasta más la Secretaría de Gobierno en crema para las reumas de Olguita de lo que vamos a dejar de gastar con esto.

Otra de las cosas que declaró Amlibebé fue que este siempre fue el plan, que desde el principio se pusieron de acuerdo con que dos años y ya, que para nada tiene que ver con que el país esté más inestable que Paty Navidad fumando foco a las tres de la mañana: obviamente se va porque todo está de maravilla y el país está tan bien que es imposible mejorarlo más. 

O sea que básicamente el presidente más pedero de la historia reciente, se va a quedar sin alguien que oficialmente le ayude a dialogar con la gente que podría echarle la mano para evitar que todos se enojen. Y su plan es esperar que le siga ayudando en cuanto regrese de comprar cigarros.

Desde El Pulso de la República queremos desearle a Romo una feliz jubilación y unas feliz navidad en compañía de sus seres queridos, cámara, gracias por dejarnos solos, no hay pedo, aquí nos las arreglamos. Eres la mamá que se divorcia del papá golpeador pero le deja la custodia de los niños… regresa por favor.

Publicación Más Reciente
Publicación Más Antigua

COMENTARIOS

Wordpress: 0