EL G20 Y AMLO

EL G20 Y AMLO

Amigos, el G20. Es un grupo en el que la letra G significa  G…loria Trevi y 20… es por el disco  20 años de Luis Miguel.

El G20 es el grupo de los 20 países con las principales economías del mundo, y cuando digo las principales me refiero a las que sí están vergas y a otros que ocasionalmente podemos acercarnos a ver si no se les ofrece un cafecito cualquier cosa aquí estamos.

La semana pasada este grupo tuvo una reunión para ver cómo es que se va a enfrentar a nivel mundial el asunto del coronavirus, que contrario a lo que opine la morsa somnolienta hiperventilando que en Puebla llaman gobernador, no se trata de un asunto de clases sociales, sino de una pandemia que está amenazando los sistemas de salud y las economías de todo el mundo.

La reunión se celebró por medio de una junta virtual, idea que propusieron varios de los líderes del mundo luego de ver cómo estamos transmitiendo la Radio de la República de lunes a viernes a la una de la tarde por Radiofórmula. Y por lo del distanciamiento social.

Antonio Guterres, Secretario general de la ONU les pidió a todos los líderes de este grupo que ya por el pinche amor de dios se pusieran las pilas y entendieran la situación que estamos atravesando, y dijo que se tenía que aplicar planes de guerra por el crecimiento exponencial del virus. ¿Qué significa exponencial?

Bueno, exponencial, esa sí me la sé porque soy ingeniero. Es cuando algo empieza a aumentar de manera turbo cabronsísima, como las fotos en instagram de tu ex “pasándola verguísima” en cuanto cortaron. 

Los primeros cien mil casos confirmados de infección en todo el mundo se tardaron 3 meses en llegar. Los siguientes cien mil casos tardaron ya nada más 12 días. Luego los siguientes 100 mil 4 días. Los siguientes un día y medio. Mientras grabamos esto ya estamos arriba del medio millón. Confirmados, en el mundo, recuerden que la cifra real probablemente es más alta por todos los que están enfermos pero que son asintomáticos o los países que no hacen un número amplio de pruebas. Como nosotros.

Es decir que la infección está creciendo más espantosamente que los Jackson Five.

Es la razón por la que las medidas de contención como las cuarentenas voluntarias son tan importantes y por las que sí o sí los líderes de todo el mundo tienen que empezar a ver cómo se va a solucionar todo esto.

Entre las intervenciones estuvo por ejemplo el  Rey Salman, de Arabia Saudita, que si no me equivoco han muerto muchos de sus críticos así que todo bien, un líder muy guapo. Aunque no se nos olvida que por su culpa el petróleo tiene los precios que tiene ahorita y por eso nos está llevando todavía más la verga. Él insistió en la necesidad de invertir recursos en investigación para hallar un  tratamiento contra el COVID-19 cuanto antes. Porque la esperanza ahorita de la comunidad científica es lograr hacer más manejable la enfermedad en lo que la vacuna está lista, que será hasta dentro de un año y medio más o menos.

Y hablando de vacunas,  Boris Johnson, resultado de incubar ADN de Donald Trump en el vientre de Elton John y primer ministro inglés dijo que en su país están aventándole billetes al desarrollo de la vacuna de una manera que las instagrameras solo pueden soñar cada que ven a alguien arriba de setenta con american express. Y por cierto, ya dio positivo de COVID-19.

O también la participación de  Vladimir Putin, presidente ruso y sugar daddy de John Ackerman que les dijo a todos que entre las cosas que había que hacer era crear corredores especiales libres de impuestos y sanciones para que los países de todo el mundo empezaran a mandarse todos los insumos que requerimos. Y también dejarse de mamadas con pleitos políticos ahorita.

Trump dijo por su parte que esperaba que el problema no durara mucho tiempo, dejándole claro a todos que estaba viendo la pinche junta con el volumen de la televisión abajo. El Primer Ministro Italiano que tiene el nombre más italiano de toda italia: Giuseppe Conte puso mucho énfasis en la colaboración de todos los países para arreglar las economías.

Erdogan, el presidente turco dijo que era necesario elaborar un plan de intervención y apoyo para entrarle a países que actualmente están en guerra como Siria. O sea, en términos generales todos muy bien todos muy en orden, todos muy a lo que iban. Y luego… tenemos a México.

Nomás como contexto: a nosotros todavía no nos empieza a cargar la verga con el número de infectados y ya somos el país con la moneda más devaluada y con la proyección de crisis económica más grave de todo el mundo. Del mundo. No estoy mamando. Entonces ¿cómo abordó Andrés Manuel el problema? ¿Propuso nivelar los precios del petróleo para estabilizar la economía? ¿Sugirió hacer algo con los migrantes en nuestra frontera? ¿Acaso envió un cargamento de detentes al resto de los líderes?

Eso último no lo descartemos todavía, pero no. Lo que hizo fue decir que aquí en México tenemos una fuerza que nos va a ayudar a todos a salir del problema si nos apoyamos en ella: la familia.

 

 

Cárgueme la chingada qué pinche pena con las visitas. Todos tratando de arreglar el asunto en serio y les mandamos al tío turulato como representante. ¿Si saben cuáles son los líderes mundiales que están desestimando esto como poco serio? Ahí les va: Trump, Bolsonaro y AMLO. Fin de la lista. Aunque le duela tanto a Gibrán como darse cuenta de que por error compró una coca sin azúcar. AMLO, TRUMP y BOLSONARO en la misma lista. Ahí nomás.

Desde El Pulso de la República no nos queda más que mantener la recomendación que llevamos semanas dando: háganle caso a los gobernantes… más capaces de otras naciones. Y compren dólares. Y mantengan Su Sana Distancia.

Publicación Más Reciente
Publicación Más Antigua

COMENTARIOS

Wordpress: 0