ELECTION DAY

ELECTION DAY

Amigos, las elecciones de Estados Unidos. O como cariñosamente les llamamos en todo el mundo: ¿Qué pedo con esas elecciones que nunca gana el que más votos tiene? Pinches gringos raros.

Y es que después de largos meses de estar viendo como se peleaban dos viejitos blancos setentones en todos lados, en todos los medios de comunicación, por fin llegó el primer martes de noviembre donde se terminaba esta amsieda de saber quién será el presidente de la economía más importante del mundo y patrón de nuestro cabecita de algodón.

Además, hay que decirlo, se llegaba con un escenario muy seguro, donde casi todas las encuestas predecían una “Blue wave” una ola azul demócrata, un Wind of change a la casa blanca donde se aseguraba que el machismo, el racismo, el clasismo —y todo lo que Tenoch dice que soy— que había traído la presidencia de Donald Trump se salían por la puerta de atrás, con la cola entre las patas para dar paso a una nueva era demócrata en la White house.

Pero mis charalines bebes, la democracia americana es como yo en los DM´s de instagram, impredecible y fácil de convencer, es más, ¡manda tu DM y compruébalo por ti misma!

Todo porque a la hora de grabar este programa aún no se conocen los resultados oficiales de la elección para presidente en Estados Unidos, es más, ni cerca están de lograrlo, ya que aún quedan millones de votos por contar en algunos estados como Pensilvania, que serán claves para decidir el futuro de la elección. 

Les explico: En las elecciones gringas no cuenta quién tuvo más votos, sino que se toma en cuenta cada estado y su población y luego vienen los votos del tribunal colegiado, se suman todos los votos y se meten a la tómbola millonaria de donde se sacan 5 bolitas y si dos de tres demócratas ganan en el juego de las sillas locas, se enfrentan con el ganador de la primera ronda de eliminación donde tienen dos votos para eliminar a dos de los tres participantes que quedaron finalistas según el voto de los jueces en la isla del amor. Fácil.

Así que mis seres de luz, en vez de intentar predecir quién será el ganador y quedar mal como casi todos los medios (spoiler, es Biden), mejor les presentamos la:

Guia Oficial de El Pulso de Qué Pasó en las Elecciones de América que nos hizo quedar a todos como estúpidas babosas Mecas… y algo más.

  • Hay que recordar que en todas, TODITAS las elecciones del mundo, las redes sociales no son sinónimo de votos. Si tú veías en redes sociales que todo Estados Unidos estaba en contra de Trump, no significa que realmente Estados Unidos odiaba a Trump. Lo único que significa es que tú y tus amigos odian a Trump, nada más, punto. Además, tienes que recordar que tú ni pinches votas, porque los que votan por Trump no lo andan presumiendo en redes sociales. Simplemente van y votan y se callan.
  • En las elecciones, no deben existir los estereotipos. Los latinos no son demócratas, los afro americanos no odian a los republicanos, las mujeres pueden votar diferente y por quien pinches quieran, pero lo más importante: ESTADOS UNIDOS NO ES DE MINORÍAS. Esta elección es el mejor ejemplo de que, aunque duela decirlo, las minorías aún no son capaces de inclinar la balanza para ningún candidato. Ni pedo.
  •  Lo que más más más les importa a los americanos sigue siendo la economía, por encima de las marchas, movimientos civiles y sus garantías. La votación se inclinó por conocer las propuestas económicas de cada candidato, porque si algo saben allá es que primero es el dólar y ya después el individuo. No como aquí que primero es el individuo, pero el individuo que vive en Palacio Nacional.
  • Por primera vez en casi 100 años, el voto anticipado marca la diferencia en unas elecciones de Estados Unidos. Si bien el voto presencial fue una de las herramientas promovidas por Trump, millones de americanos decidieron mandar su voto por correo básicamente POR LA MALDITA PANDEMIA. Y pues si tienes conciencia de que el virus te puede matar, es muy probable que razones mejor tu voto lo que hace muy poco predecible atinarle por quién votaste. Y este es el voto que nos tiene justo aquí, esperando a ver quien gana.

 

Obviamente, y como había advertido, Trump ya salió a acusar de posible fraude por este voto anticipado pero charalines, no se me espanten, yo sé que ustedes son muy jóvenes, pero muchas, muchas de las elecciones presidenciales de los estados unidos se han definido en la suprema corte. Es normal, como admitir que Henry Cavil nos prende no nomás poquito. No pasa nada. 

Trump ya dijo que: voto por voto, que va a haber fraude, acusó todo esto sin pruebas…¿o sea básicamente agarró todo lo que dice amlo y lo tradujo al inglés, no?

Pues desde el pulso de la república no nos queda más que seguir de cerca el resultado de las elecciones porque, pa que nos hacemos, dependemos un chingo de lo que pase allá para ver cómo nos va aca, y por acá me refiero no solo a México sino a todo el pinche mundo.

Además no se me espanten de más, así es la democracia: cada voto cuenta y hay que defenderlo hasta el final, adrenalina pura. Digo, si quieren elecciones aburridas y predecibles pueden seguir las de cuba, venezuela, Bolivia o cualquier otro país de izquierda; en esas sí no pasa nada. 

Ah y por último antes de terminar esta nota solo quiero pedir que Dios nos bendiga al INE y al PREP por profesionales, confiables chingones y que jamás dejarían que este marranero suceda.

Te quiero INE, ojalá sigas por muchos años más y no te destruya el anciano demente como a todo lo que funciona bien en este país.

Publicación Más Reciente
Publicación Más Antigua

COMENTARIOS

Wordpress: 0