Esperando la tercera llamada.

Esperando la tercera llamada.

Todos preocupados por un virus, artistas y producciones esperando la tercera llamada para regresar a escena. Ya va a ser un año desde que todo el mundo cambió de un día para otro, que empezamos a llevar como una prenda el cubrebocas y ahora nos parece raro ver personas sin él en la calle (aunque a algunos les vale esta medida) o mucha gente aglomerada en un solo punto. Es sorprendente cómo nos cambió la interacción del día a día socialmente, pero algo que aún no tiene indicio de cómo será realmente, después de todo este relajo de la pandemia, son los eventos masivos, esos que nos hacen gritar, vibrar, vivir emociones y disfrutar con los amigos.

Estos eventos masivos que disfrutamos muchísimo, se han adaptado a estos tiempos diferentes, sacando de todo transmisiones en vivo, pero sabemos que no es lo mismo que estar frente al escenario, además, solemos olvidar que el espectáculo no solo depende de las personas que podemos ver en escena, 

Existen un montón de personas que hacen que el show salga lo mejor posible o no: todo ese equipo de técnicos, ingenieros, equipo de producción, limpieza de eventos, transporte, en fin, muchísima gente de la que un tiempo me tocó formar parte en los escenarios. Todo este grupo de personas que la mayoría del público olvida a la hora de pensar en los espectáculos y producciones, los cuales han tenido que desempeñar nuevas labores o han tenido que adaptarse a esta época tan extraña, que a todos nos ha dado una buena patada de realidad, en la que tantas personas se han visto forzadas a desviarse de sus actividades laborales normales. 

Causa mucha impotencia leer en los foros y grupos del espectáculo, que quieren realizar marchas para que el gobierno les permita abrir foros, teatros, conciertos y festivales, pero debemos entender que este problema va más allá (créanlo, son años de elecciones y no les convendría frenar hasta sus circos políticos). Es muy entendible querer regresar a nuestra antigua normalidad, y no es que esté del lado de la administración actual o de alguna anterior, pero debemos entender que, tristemente, el telón es el último en abrirse. Estamos en una situación de emergencia mundial, y lamentablemente el entretenimiento no una actividad esencial, no podemos comparar esta labor con la del transporte, ya que el transporte es necesario para que el país siga moviéndose económicamente, sabemos por ejemplo que el espacio en un avión no es el adecuado conforme a las normas de sana distancia que tanto nos han dicho, pero tampoco un teatro o venue cuenta con el sistema de limpieza y circulación de aire con el que cuenta un avión. 

Esperemos que este trago amargo cambie por el sabor amargo de cerveza rebajada de festival, los músicos los hagamos vibrar con emociones de nuevo y que todos los afectados por esta pausa al espectáculo, puedan regresar a su trabajo, pero si seguimos como sociedad siendo tan egoístas con las medidas ante el virus que nos afecta, nunca va a terminar este ciclo tan desesperante de cuarentena. Cada vez falta menos para que esto se acabe y regresar con todo a disfrutar de nuestro trabajo y espectáculos que tanto extrañamos.

COMENTARIOS

Wordpress: 2
  • comentario-avatar
    Rocío hace 2 meses

    Así será, pronto pasará pero nada será igual, esperemos que esto nos haya dejado buenos hábitos.

  • comentario-avatar
    Carmen Briseño hace 2 meses

    ☺️ Ya casi ya casi! Nosotros podemos! Si uno ni se imagina que detrás de un hombre exitoso hay miles haciendole brillar!