LOPEZ VS LOPEZ

LOPEZ VS LOPEZ

Una cosa es muy clara, al presidente López Obrador no le gusta dar malas noticias, le choca, siempre que tiene que referirse a algo que indeseable para su gobierno, para la economía o para la estabilidad social se lo delega aún su secretario a un Marcelo Ebrard a un López Gatell a un Jiménez Espriú.

El presidente siempre quiere hablar bien de lo bien que está el país y lo bien que lo está haciendo.

Y el caso de la pandemia covid-19 no es la excepción, el presidente solamente ha salido a cámara para decir que no es para tanto,  que no es tan grave que salgamos a comer, que salgamos a pasear, a comer a las fondas y que nos vemos abrazos y besos.

Mientras que lado más sombrío del enfoque médico, la comunicación queda en manos lo deja en manos ¡no digamos ya del secretario de salud! ¡del subsecretario de salud! como siendo displicente ante la enfermedad que tiene el mundo paralizados. Como diciendo, no es para tanto, y sí es para tanto.

No por nada múltiples artículos de la prensa internacionales han señalado a AMLO y lo han puesto en un grupo junto con Donald Trump y Jair Bolsonaro como los mandatarios más irresponsables frente a la pandemia mundial. Los más irresponsables frente a la pandemia mundial.

 

Pero en los Pinos pareciera como si hubiera dos López; un López que no le gusta dar malas noticias y que dice que él no necesita vacunarse y que sus estampitas de diosito lo cuidan y otro López un poco más sobrio, menos tropical, y que toma estas cosas con seriedad y prestancia, un López que nos urge a meternos a la casa y da órdenes a la ciudadanía en la medida de las posibilidad de su investidura.

Porque no tiene todo el poder, porque el que sí tiene el poder, que es el presidente le pide respuestas igual de desenfadadas y tropicales que él, pero cuando las respuestas no le favorecen lo lápida frente a la prensa, como diciendo “pérese mi perro, aquí hay un patrón”.

Por qué mientras López-Gatell te estaba diciendo que era una pandemia seria de fase dos, el presidente López Obrador estaba en Sinaloa. Mientras López-Gatell nos decía que por favor nos metieramos a la casa y protegieramos a las personas de más de 60 años el presidente López Obrador estar en Oaxaca. Porque mientras López Gatell nos decía que los negocios que no fueran esenciales tenían que meterse a sus hogares el presidente López Obrador estaba en Nayarit.

Relación López Gatell – López obrador se siente como la relación que estamos viviendo todos en casa con nuestros papás que los regañamos por compartir información falsa en whatsapp y por querer salir a la calle

Una cosa es clara, al presidente no le gusta dar malas noticias porque J.P Morgan acaba de estimar una caída de la economía mexicana del 7% y el presidente López Obrador salió a decir que todo va muy bien que la economía está muy fuerte ¡e insiste en aumentar la inversión a la refinería de Dos Bocas cuando el petróleo está en mínimos históricos!, ( ¡es una idea tan pendeja como querer poner un Blockbuster en estos momentos simplemente porque fue un negociazo en el pasado!

El presidente dice que no le teme a la ola de desempleo que se viene sin embargo más y más negocios están cerrando más y más gente se está yendo su casa al punto de que la Secretaría de Hacienda en sus precriterios económicos para el 2021 dice que el PIB va a caer 3.9% el presidente dijo que no les cree, que tiene otras cifras.

¿¡¿Cómo puede ser que le diga que tiene otras cifras a la secretaría encargada de darle esas cifras?!? 

Y de verdad entiendo que Andrés Manuel no quiero dar malas noticias. El problema con Andrés Manuel es que es un líder muy chiquito en una silla muy grande porque ante esta crisis mundial ha salido a decir que vamos muy bien, cuando no, no vamos bien. 

Si tan solo saliera decir que todo el mundo está en una crisis mundial petrolera y de insumos y de empleos y de que todo se va poner peor, lo cual es cierto, está pasando en todo el mundo, él lo toma personal como si la gente fuera pensar que su culpa y en vez de salir a informarnos lo que está pasando en Brasil en China en España en Italia en Estados Unidos y en todas las economías del mundo que están cayendo lo entenderíamos, es un pedo de todo el mundo.

sería más comprensible para nosotros los mexicanos si Andrés Manuel saliera como un líder a decirnos que la cosa no se ve bien, porque la cosa no se ve bien, que saliera decirnos malas noticias que son verdad en vez de buenas noticias que son puro pedo.

En este punto López Obrador es cuando tu mamá te obliga a jugar videojuegos con tu hermano menor y le desconectas el control para que crea que está jugando mientras los niños grandes estamos haciendo lo que podemos para llegar al final de este videojuego que cada vez se pone más y más cabrón.

Publicación Más Reciente
Publicación Más Antigua

COMENTARIOS

Wordpress: 0