LUNA DE MIEL Y AGUA

LUNA DE MIEL Y AGUA

Amigos, el agua, eso que no se le niega a nadie… excepto si eres el presidente y le intentas quitar ese precioso líquido al estado más seco del país, entonces te llevarás una sorpresa cuando te metes con los cholos del salón.

Pero bueno, de eso ya hablamos en otra nota, hoy hablaremos del agua  no como una canción de Jarabe de Palo donde seguramente estaba haciendo una referencia sexual y ni nos dimos cuenta, sino como el elemento más valioso en el planeta y  por lo tanto, dentro de unos años nuestros descendientes se van a encabronar cuando se den cuenta cómo la desperdiciamos.

¿Abuelo, es cierto que antes la gente se podía bañar a diario y de uno en uno?

¿A ver abuelo, explicame otra vez, la alberca era un lugar donde llenaban cientos de litros de agua y luego la tiraban?

YA ABUELO, DEJA DE MENTIR, LOS INODOROS NO EXISTÍAN, NADIE PUEDE SER TAN ESTÚPIDO PARA USAR AGUA LIMPIA PARA ESO.

Hoy queremos platicarles del lugar donde menos nos imaginamos que existiría agua y no nos referimos al cerebro de alguien de FRENAA, sino ahí afuera, donde nadie te puede escuchar gritar, en la última frontera, el espacio, para ser más exactos, la luna.

Así es amigos, la luna, un territorio casi virgen como cualquiera de nosotros puede considerarse acabando la pandemia.

El ser humano ha ido 6 veces a la luna y la última vez fue en 1972, época en la que creían que la cocaína eran vitaminas y el priismo una buena opción. Aplica todavía para edomex y Coahuila.

Los investigadores encontraron agua en unas trampas frías  en ambos polos y concluyeron que podría recorrer aproximadamente 40,000 metros cuadrados o como lo conoce Bartlett, un terrenito.

Con este descubrimiento, se estaría dando un paso gigante para empezar la colonización de la luna , donde seguro el primer año ya habrá una paletería la michoacana, una casa de empeño y 3 doctores simis.

Es más, en su empeño por conseguir más agua para pagarle a los gringos, AMLO ya mandó a un experto en el tema:

 

BETITO ESPACIAL:

Después de un largo viaje y un accidentado alunizaje, aquí el cosmonauta camarada Betito reportando al capitán de las fuerzas armadas, Andrés Manuel López Obrador los avances que he tenido en este viaje a la luna.

Para empezar, el aire aquí es un poco difícil de conseguir, tiene un color grisáceo, casi del color amalgama de mis muelas, va a ser un poco complicado moverse entre tantos huecos que tiene la luna.

Segundo, no veo mucha agua tampoco, es prácticamente un desierto, pero con mucha chatarra, me imagino que de otras naves que han venido a investigar, por cierto, lancé unas tortillas de harina para ver si llegaba algún chihuahuense a hacerla de pedo y no apareció nadie… un momento… estoy teniendo un contacto del tercer tipo con un selenita, es como un robot… hola…vengo en son de paz…. Ah cabrón… ¡ES ALFREDO DEL MAZO! ¿CÓMO LLEGÓ?

Esperen… Del Mazo, aire culero, no hay agua,  está lleno de chatarra, no son huecos, son baches, ya me acordé que nunca llegué al cohete me quedé dormido en una combi,  ESOTY EN EL ESTADO DE MEXICO, perdóneme presidente, perdóneme todo, ¡Del Mazooooo espérame!

 

El único problema es que el agua que encontraron no es como la que tenemos para beber en la Tierra, sino que está dentro de los cristales  de los minerales de la Luna., pero tal vez pueda ser extraída, investigada y utilizada para el consumo humano.

O si ya van a alterarla que la hagan mineral y yo pongo los pomos. Nosotros solo podemos pensar en las posibilidades de irnos en el primer cohete para la luna, un lugar donde puede que todavía no haya nada, pero al menos, no hay 4T. Jalo.

Publicación Más Reciente
Publicación Más Antigua

COMENTARIOS

Wordpress: 0