NADIE ES TLATOANI EN SU TIERRA

NADIE ES TLATOANI EN SU TIERRA

Amigrillitos cantores. Todos deseamos ser amados. Ni se hagan. Por más emos que se digan al final de cuentas lo que quieren es la aceptación, de tu papá si tienes Daddy Issues, de tu  Mamá si Tienes Mami Issues, o de tu país si tienes AMLO Issues.

Y miren, si hay alguien que justamente ha demostrado que no tolera el rechazo y que hará lo que sea por conservar sus altos índices de aceptación es nuestro Nevado de Macuspana, el 3 veces campeón, dos veces presidente, y siempre santo santo santo, Andrés Manuel López Obrador.

Ya lo hemos visto, van 15 meses desde que inició labores presidenciales, ahora sí de neta, no como las mamadas esas de la presidencia legítima, ya con acceso al presupuesto, con control de las instituciones, con el control de ambas cámaras, y ustedes dirán: no puede pedir más. Pero sí, sí puede. Quiere que todos lo quieran. El problema es cuando se topa con la realidad y no, no todos lo quieren.

 

 

Esto sucedió el domingo pasado en Tabasco, EN TABASCO, mamón. Y no solo eso, en Macuspana. Es decir, justo en su lugar de nacimiento. Es como que aOmar Chaparro lo abucheen en Chihuahua, que a Oswaldo le nieguen la entrada a un Cenote en Yucatán o que a Gab le avienten Ajolotes en Xochimilco.

Y, aclaremos, en un inicio la rechifla y los gritos no eran para mi viejito santo, eran para este infeliz, Roberto Villalpando, presidente municipal de Macuspana Tabasco, incluso para Adán López, gobernador de Tabasco, pero pues ya entrados en calor, el respetable, como Memo Aponte en una primaria, se dejó ir con todo y pues hasta mi viejito le rozaron los reclamos.

De un participación en promedio de 50 minutos, AMLO terminó hablando solo 23 ante la comunidad tabasqueña y es que ya pasó lo inevitable. La gente ya se está dando cuenta de que las cosas no son como él las cuenta. Y la cercanía con el pueblo le está pasando factura. Porque después de este trago de amargo pispiote que le hicieron pasar el domingo, el lunes aparecieron las nuevas encuestas de popularidad, las cuales han estado apareciendo mas o menos cada 3 meses, sin cambios significativos, salvo esta última, en la que todas indicaban una caída, algunas con más, otras con menos puntos, pero todas iban para abajo.

En general la gente lo sigue viendo con cariño, es decir, la gente lo aprecia, la gente aun confía en que el señor tiene buenas intenciones y de que su lucha y su convicción son legítimas, el problema viene con los resultados. 

La caída es porque ha fallado en entregar resultados, en economía, en seguridad, en infraestructura, pónganle el nombre que quieran, los resultados nada más no llegan, y no es poco, ya es más de año y medio y eso que no estamos contando desde el día después de la elección como él mismo había dicho. 

Básicamente AMLO es como un gato gordo, sí, está bonito, sí, lo quieres un chingo, sí, se ve bonito en la sala, pero aceptémoslo, no sirve para ni madres. Puede estar días acostado en el mismo sillón, Ah, pero si de pronto se te ocurre molestarlo, el infeliz se va a encabronar y va a sacar las uñas.

En lo referente a la rechifla de Macuspana, AMLO dijo lo de siempre, que era un pequeño grupo de desestabilizadores del viejo régimen que lo querían humillar. Como siempre, la culpa es de alguien más, no tiene que ver con que yo no esté entregando resultados, son los otros, el PRIAN, Los Consevadores, Calderón, La Pinche Pájara Peggy.

Y en relación a la baja en las encuestas dijo que, sí, bajó poquito, pero nada significativo, es normal el desgaste, y en eso tiene mucha razón. De verdad que pocos han mantenido la popularidad tanto tiempo como lo ha hecho AMLO, pero lo que no ve es que el discurso se está desgastando, y la gente lo empieza a notar.

Ya no pegan como antes los dichos, las frases chuscas y los apodos, porque con ninguna de esas tres cosas se llenan las despensas, con ninguna de esas tres cosas se consigue trabajo, con ninguna de esas tres cosas se detienen las balas.

Porque no puedes presumir de transparente y ocultar información, no puedes presumir de honesto(A18) y entregarle contratos millonarios a tus amigos sin licitación, no puedes quejarte de la Herencia de Calderón y aceptar, sin chistar, la partida secreta millonaria, también Herencia de Calderón.

 Con lo que no contaba el Tlatoani al pregonar su transformación es que la gente también se transforma y ya no nos engaña cualquier señor con la pura promesa de un cambio, cuando todos podemos ver que en casi año y medio de gobierno(A19) no ha ni siquiera podido cambiar su pinche discurso. 

 

Publicación Más Reciente
Publicación Más Antigua

COMENTARIOS

Wordpress: 0