Naranja Agria Episodio 01

Naranja Agria Episodio 01

Naranja Agria: Citrus × aurantium, es un árbol cítrico de la familia de las Rutáceas. Es un híbrido entre Citrus maxima y Citrus reticulata. Fue descrita por Carlos Linneo y publicado en Species Plantarum, VOL. 2, P. 782–783, 1753.

Suena Jacob’s Ladder de Rush.

Escribir en Máquina 501 siempre es un ritual, si me toca escribir Pulso, tengo un mood hacia arriba, no puedo permitir que la noticia me de para abajo, por más horrible que sea lo que me haya tocado redactar. Si me toca Cinerds, siempre busco que la información sea divertida y didáctica,  buscando de qué manera le puede interesar a Víctor, o le cause alguna risa Gabriel o simplemente hacer molestar a Humberto, “Escribir Desde México con Amor” es más visceral, siempre escribo con coraje, No importa el proyecto, tengo que tener un lugar especial donde escribir,  un snack, un vaso con alguna bebida (no siempre tiene alcohol, no me siento Hemingway), tener la música adecuada y empezar a leer, leer y leer hasta sentirme listo para pegarle al teclado con ritmo.

Es por eso que  para empezar un nuevo proyecto, como es esta columna,  necesitaba de un nuevo estado mental. No quería entregarles algo que ya esperan de mí, nada de recomendaciones de películas, nada de temas políticos, ni tocar temas pop. Renovarse o morir.

¿Qué podría ser interesante para mi?

Eso es importante, la gente a veces hace cosas que podrían ser interesantes para el público, sin que a ellos realmente les mueva, eso hace que a los 3 meses les deje de interesar y baje la calidad. Así que me metí a la cocina, fui por un snack de medianoche (nunca recomendable para gente arriba de los 30’s, pero me gusta jugar a ser dios) y mientras mi cerebro había olvidado por completo mi misión, vino una idea.

¿Por qué no escribir sobre comida?  ¿Comida? ¿Como un recetario? Sí, me encanta cocinar y sería divertido, pero no era suficiente, no tiene un sello, no tiene personalidad, Entonces encontré el recetario de “El Pequeño Gran Libro de la Cocina Yucateca” Un libro con las comidas más emblemáticas de mi estado, Yucatán, recetas que según yo, se como funcionan…Como yo.

Y antes quisiera ser un preámbulo. (Bueno, ya llevo media cuartilla, ya no sería un preámbulo como tal, ¿pero quién está contando las palabras?) Mérida es mi ciudad natal, viví 22 años de mi vida en esa ciudad, y por muchos años, tuve un pleito interno con mi comunidad.

A pesar de no ser una persona problemática durante mi adolescencia, tenía mucho coraje, ¿la razón? todos hacían lo mismo, iban a los mismos lugares, veíamos a las mismas personas hablando de las mismas cosas, una ciudad donde todo se repetía, hasta las comidas.

Lunes de frijol con puerco, fueras a la casa que fueras, Domingo, cochinita para desayunar, por poner otro ejemplo. Y no me malinterpreten, la comida es deliciosa, la gente es una chulada, pero… ¿eso era todo? Estaba acabando mi adolescencia y me di cuenta que las cosas nunca iban a cambiar, yo necesitaba nuevos retos, nuevas ideas, nueva gente y digamos que mis gustos no ayudaban mucho.

Mi obsesión con series como  los Soprano, con el cine de Herzog, por escuchar bandas que cada vez eran más raras hasta para mi (me iba volviendo más y más mamón) y a veces sentía que no tenía con quién compartir estos gustos.

Y, puede que sea exagerado (porque seguro lo soy, además de mamón), pero hasta mi gusto por la comedia era un límite en Mérida. Estamos hablando de una era donde el internet no era tan común, y si conseguía conectarme, era para saber quien chingados era George Carlin,  Adam McKay o Trey Parker /Matt Stone.

En cambio al desconectarme, tocaba turno de volver a ver a “Dzerco y Nohoch” o alguna rutina cómica que se ha hecho mil veces, lo que en Yucatán se le conoce como “Teatro regional”.

Y probablemente eran problemas de niño berrinchudo, porque no me faltaba nada, tampoco sobraba, pero sabía que no era suficiente. Entonces aborrecí mi ciudad, Acabé la carrera y me fuí.

Han pasado más de 10 años, Y poco a poco, he empezado a investigar mis raíces, mi familia, mi gente, me compré libros locales, sobre cómo fue creciendo la ciudad, su teatro, sus calles, poco a poco ha sido una de mis obsesiones. Y entre esos libros, “El Pequeño Gran Libro de la Cocina Yucateca” Y todo empezó a hacer sentido.

Cuando estoy con mi padre y se nos acaban los temas, siempre recurrimos a platicar sobre platillos yucatecos, y nadie como él para enseñarme, es un gran chef. Es por eso que en esta columna me gustaría hacer un recorrido por su comida, de las cuales también encierran anécdotas.

Quiero contarles como fue preparar cada una de las recetas, con sus ingredientes a veces imposibles de conseguir, con regaños de paisanos diciéndome “Así no se hace, eso lleva bla bla bla” porque como una vez me dijo Chumel: “A ustedes los yucatecos su comida nunca es lo  suficientemente buena”. Les mostraré paso a paso cómo fue crear cada una de estos manjares.

Un ingrediente básico en la comida yucateca es la naranja agria, que cualquier persona si la prueba pensaría que es un desperdicio, pero los yucatecos supimos darle la vuelta y convertirla en la piedra angular de nuestra cocina.

Los invito la próxima semana a conocer cómo es enfrentarse a una de las comidas más ricas pero al mismo tiempo más complejas de preparar en manos de la persona menos indicada.

Publicación Más Reciente
Publicación Más Antigua

COMENTARIOS

Wordpress: 75
  • comentario-avatar
    M.F.Flores-Arce hace 7 meses

    Oswaldo: te compartiré algo que van a leer quienes te siguen y envían comentarios, pero me vale madre. Soy de Parral –Capital del Mundo– Chihuahua. Salí de allí a los 17 y no volví sino ocasionalmente mientras mis padres y única hermana estuvieron vivos. Acabé un tiempo en Guanajuato, otro en el entonces DF, luego el brinco a La Jolla y luego de 7 años me planté en Tijuana. Es una ciudad que no se puede describir fácilmente, así que no tomaré ese rumbo.

    A donde voy es que en los lugares que arriba menciono hay Universidades donde estudié, luego trabajé y en eso pasé 53 años de mi vida. Hice investigación, publiqué, fui de los primeros humanos en tener acceso a Intranet (era la gran v en el sistema de universidades de California) previo al Internet. Mi dirección original fue de las primeras y por ahí de fines de los 90 la tuve que cambiar porque había muchos mflores@ucsd.edu. Tuve alumnos de pre- y posgrado, mis materias (fisicoquímica, termodinámica, química inorgánica, cinética química) eran de esas que todos consideran odiosas (yo también, el cómo llegué allí es otra historia). Luego vino el regreso a México, el anclarme en Tijuana y trabajar como profesor y también como editor de una revista (ahora de Springer) dedicada a temas de lo que por brevedad diremos es bioquímica inorgánica.

    Me acabo de jubilar. Problemas de salud míos y de mi esposa de 49 años (colega, además). Ya no nos es fácil movernos. Ella está ahora casi totalmente incapacitada y de todo, todo el conocimiento que en mi vida logré acumular hay uno y solo uno que es ahora esencial para nuestra supervivencia: cocinar. Nunca me atreveré a entrarle a un queso relleno, o un frijol con puerco, o una cochinita pibil. Me remito a preparar cosas sencillas, de uno o cuando mucho dos platos que pueda preparar. Pero empecé hace dos semanas a leer Naranja Agria y puede que, puede que alguna vez me atreva a hacer alguna de tus recetas. Pon la del Pok Chuk, por ejemplo.

    En resumen: llega un momento en tu vida en todo lo que aprendiste puede valer madre, excepto aquello que te mantiene vivo. Literalmente.

    Felicidades. Magnífico trabajo en Máquina 501

  • comentario-avatar
    Alma Madrid hace 9 meses

    Me encantan los Frijoles con Puerco…!!!

  • comentario-avatar
    Marcela Dominguez hace 9 meses

    Excelente!! Me case con un gringo loco con mucho sazon (sera porque es de Louisiana), como buena Juarense, lo he guiado (OJO, guiado no ensenado, porque yo estoy bien leches para la cocina) y ya es un master en chile colorado, burritos de “winnie”, burritos de verdad, carnita, machaca, mmmm. Pero comida Yucateca sera una nueva frontera! Ya hizo sus pininos con Cochinita Pibil y le quedo excelsa! Gracias Oz!! Espero tus recetas con ansias para que mi gringo las haga realidad!

  • comentario-avatar
    Norberto hace 10 meses

    No Jodas.. eres el tipico mexicano que llega a US y se pone a investigar como hablar Nahuatl y se viste con l playera de la seleccion jajajajaa

  • comentario-avatar
    Sofía Ebden hace 10 meses

    Necesito leer más de lo que escribes urgentemente.

    P.D. Qué manera de caber la tuya Oswaldo.

  • comentario-avatar
    Sofía Ebden hace 10 meses

    Felicidades por el nuevo proyecto Os, tu columna es mi favorita, ya quiero leer la segunda entrega y todas las demás.

  • comentario-avatar
    Litza Osorio Cortés hace 10 meses

    Muy orgullosa de ti

  • comentario-avatar
    Kanaya hace 10 meses

    Callate kaizzer. No eres digno de el tema que escogiste. u_u

  • comentario-avatar
    Laura ALVA ANGELES hace 10 meses

    Pues esperamos la receta.

  • comentario-avatar
    Gabriela Yáñez hace 10 meses

    Me encantó esta columna,creo que todos pasamos por ese sentimiento… De es todo? Y buscamos salir de donde crecimos, siempre buscamos más…lo mejor es que me quedo esperando la proxima… Gracias!!

  • comentario-avatar
    BJ Emanuel Gonzalez hace 10 meses

    Siendo de Yucatán tienes en el alma el cariño por sus tradiciones, obviamente por tu originalidad ninguna rutina cuadra con tu personalidad pero para los yucatecos representa un ritual que puedes no llevarlo a la práctica, pero siempre lo llevaras en el pensamiento y el corazón. Un abrazo desde la blanca Mérida.

  • comentario-avatar
    Diana Reyes hace 10 meses

    Me ha encantado tu columna. Estoy bastante intrigada por leer cómo se irá desarrollando. Gracias por compartir!

  • comentario-avatar
    javier i becerra hace 10 meses

    Esto es lo que escucho cuando veo tu rostro. I ❤ YOU

    Firmaremos nuestro amor en un papel
    Y pobre del que se ría
    Es un estúpido (lo sabe)
    No comprende que el amor es simpatía
    Porque nuestro matrimonio es mucho más que un pacto
    (Por ti me casaré)
    Y al final seguro que todo será perfecto.

  • comentario-avatar
    alberto alvarez hace 10 meses

    Es una cara distinta a la que me he forjado de ti… Y los temas culinarios me encanta , esperaré con apetito voras el siguiente capítulo

  • comentario-avatar
    Daniel Rubio hace 10 meses

    Es genial la idea para tu columna. Aunque sólo nos hará agua a la boca, pues con el encierro no podremos salir por todos los insumos para imitar tus platillos. Oswaldo, ahora que compartirán materiales escritos, te recomiendo a ti, y toda Máquina 501, el libro _Redacción sin dolor_ de Sandro Cohen. Es un libro bastante claro que —vaya— sirve como un excelente manual para redactar bien. Es importantísimo pulir nuestra capacidad de redacción, para comunicar justo lo que intentamos comunicar. Además, escribir bien ejercita la mente al estructurar adecuadamente las ideas.

    Saludos desde Tenancingo, Estado de México.

  • comentario-avatar
    Shaira hace 10 meses

    Me encanto ¡¡ Estaré pendiente de las próximas entregas. 

  • comentario-avatar

    Wow… muy bien, que este proyecto crezca más… Ya quiero leerte de nuevo..

  • comentario-avatar
    Brenda Irala hace 10 meses

    ¡Qué delicia saber que escribirás sobre comida Yucateca! También es una delicia leerte, ¡Bomba!😬

  • comentario-avatar
    Sandra González hace 10 meses

    Jamás pensé que la cocina fuera algo de tu interés, pero como dijo Víctor una vez: nunca confíes en un gordo que no sabe cocinar 😊

    Mucho éxito y que no pare la mamonería!!

  • comentario-avatar
    Diana Manzanilla hace 10 meses

    Que padre conocerte un poco más y de la comida yucateca, éxito en esta nueva etapa.

  • comentario-avatar

    Totalmente identificada con: “A ustedes los yucatecos su comida nunca es lo  suficientemente buena”

  • comentario-avatar
    Marissol hace 10 meses

    Que buena nota, la ame, no conozco tu ciudad, pero con lo que cuentas ya me dieron ganas de ir.

  • comentario-avatar

    Demasiado mamón, exigente y ahora exagerado! Enhorabuena y que venga más! 👏🏻

  • comentario-avatar
    Freddy hace 10 meses

    Kaizzer escribiste mal: es “Dzereco”
    Me sentí identificado con Naranja Ágria

  • comentario-avatar

    Hola!Soy fan del pulso y me encantó tu columna, muero por ver que tal te va en la cocina…
    Y sip, llega un momento en la vida en el que todos dejamos de ver hacia adelante para detenernos un momento, mirar atrás y descifrar de dónde venimos. Es una introspección bastante enriquecedora…

  • comentario-avatar
    VICTOR CUEVAS hace 10 meses

    Gracias Kaizzer, por darnos a conocer otras cosas de la deliciosa comida, de la Hermana República de Yucatán; quizá en algún momento nos platiques de cuando se separaron en tiempos de Juárez, digo, es una idea.

  • comentario-avatar
    Martha P González hace 10 meses

    Me encanto, ya quiero leer la segunda parte.

  • comentario-avatar
    Alfredo Euan Cauich hace 10 meses

    Queeee tal contigo pelana ranjas agrias resultaste, buenos puntos para tu columna,aunque igual deberías compartir tus experiencias como provinciano en la capital y ahora que ya eres yuca-huach tus vivencias y perspectivas de la ciudad donde siempre lo mismo. Saludos

  • comentario-avatar

    WOW !! ERES UN ESTUCHE DE MONERIAS ….ESTARE SUPER ATENTA A ESTA COLUMNA AMO LA COMIDA YUCATECA !!

  • comentario-avatar
    Teresa hace 10 meses

    Me sentí identificada con la parte esta de tenerle coraje a tu ciudad por ser siempre lo mismo y me inspiras a ver lo bueno de ella. Gracias y desde el norte estoy ansiosa por hacer las recetas del sur. Qué emocionante poder apreciar este lado tuyo!

  • comentario-avatar
    Alfonso hace 10 meses

    Muy buen artículo felicidades
    Saludos desde Mérida Yucatán

  • comentario-avatar
    Christian Conde hace 10 meses

    Mucho mi Kaiser!! Eres una verga, ahora sí podré tener una receta yucateca de un verdadero yucateco.

  • comentario-avatar

    Muy buena tu columna @kaizzer. Lo primero que hice fue poner Jacob’s ladder de música de fondo y creo que sentí el mood que mencionas. GRACIAS. 

  • comentario-avatar
    Claudia Ruiz hace 10 meses

    Felicidades por este proyecto Osvaldo. Ya quiero conocer esa mágica Mérida, donde no hay tantos cerros, donde todo es verde y hay comida deliciosa. Te leemos Atentamente.

  • comentario-avatar
    Lic. Victor Hidalgo hace 10 meses

    Felicidades Oswaldo.
    Aquí estaré la siguiente semana para seguir leyéndote. Un abrazo a la distancia.
    Vick

  • comentario-avatar

    Jajajja me equivoque y ya no encuentro mi comentario pero es para ti!! Jajja hay un comentario con VIvtor o afán que es para ti! 🙃 jajja pero ya no lo encuentro pero se sabrá muy fácil que es para ti! 🙂

  • comentario-avatar
    Ariana Xool hace 10 meses

    Aquí una yucateca viviendo en Querétaro, no sabes lo feliz que estoy de leerte, el deleite que fue para mi la temática que elegiste.

    Como tú, crecí sintiéndome un poco fuera de lugar, deseando ver más, ¡tiene que haber algo más! Y cuando logre salir de ahí (llevo casi 18 años por acá), comencé a extrañar y valorar la tierra nuestra… allá no cocinaba ni una maruchan, un día lo intenté y ¡funcionó! Ahora defiendo la gastronomía de mi estado a capa y espada.

    ¡Qué orgullo leerte!

    Aquí estaré puntual.

  • comentario-avatar

    No mames, todo lo que escribiste tiene un tras fondo canbroncisimo, dices hablar de comida pero abarcaste un chingo más

  • comentario-avatar

    AMOOOO!!!! Tus palabras siempre llegan y se quedan Kaizzer, gracias infinitas por hacer lo que haces!!

  • comentario-avatar

    Nunca es demasiado buena porque la cúspide de la perfección nunca nos llenará, porque si hacemos siempre comida buena entonces que chiste tendría consumir los pequeños detalles que les dan alma a la misma comida?

  • comentario-avatar

    Yucateca en Holanda. Reconozco mucho de lo que mencionas, aunque con algunas diferencias de percepción. Disfrute bastante mi época universitaria. Al empezar a trabajar fue cuando me pregunté: ésto es todo? No puede ser. Me tratarán siempre así por ser mujer? Y no de las guapas nalgonas, seré un desperdicio. Y volé. Volé mientras mi mamá lloraba por que me iba.
    El irnos nos hace extrañar y valorar lo que nos hace sentir en casa. Me he acercado a la cocina como una actividad ‘mindful’ y cómo algo que me conecta a mis raíces. Pero no sólo eso, estoy empezando a estudiar mitología maya como pasatiempo, y veo que hay tanto que nunca supe, que nunca me dijeron, que nunca se mencionó en nuestra educación, o en casa, o que yo teniendo acceso a internet nunca busqué.
    Seguiré esta columna con el corazón en la mano estimado.

    • comentario-avatar
      Ariana Xool hace 10 meses

      Hola Sol, te leí atentamente y me encantó.

      Tú también deberías escribir y compartírnoslo.

      Saludos.

  • comentario-avatar

    ¡Objetivo cumplido!

  • comentario-avatar

    MÉRIDA, LA MEJOR COMIDA DE MÉXICO 

  • comentario-avatar
    Humberto hace 10 meses

    En septiembre del 2019 me toco estar en Dzilam Gonzalez, y la hermana de uno de los almacenistas nos vendía la comida,fue una experiencia culinaria como pocas, fueron puros platillos tradicionales, cocinados en leña, y muchas especies eran silvestres, y me lo explicaron de una manera muy convincente, por nombra algo, los chiles habaneros de vivero nos saben ni pican igual que los que se cosechan silvestres. Y ahora que lo mencionas si es curioso como tiene ciertos platillos para determinados días. Comí Relleno Negro, Queso relleno, salbutes, y otro platillos que no recuerdo el nombre, el fin de semana fue de chicharra y cochinita. Suerte con tu columna. Por cierto en el centro del pueblo tienen una pirámide a la que nadie le da importancia, hasta se llevan las piedras para los cercos de las casas, eso si es tristes.

  • comentario-avatar
    Jimmy Garcia hace 10 meses

    Mucho exito en este nuevo proyecto!

  • comentario-avatar
    Rangel hace 10 meses

    Un nuevo proyecto y alejado de lo usual que te hemos visto o sabido que haces en Máquina 501. Mucha suerte y por aquí andaremos para la próxima semana.

    Por cierto, me parece recordar algo sobre un podcast con Veka Duncan ¿O estoy imaginando cosas?

  • comentario-avatar
    Claudia hace 10 meses

    Un gusto leer tu columna, aunque más de hablar de cocina, creo que lo que quisiste decir es que creciste demasiado para una ciudad como Mérida, y al día de hoy te diste cuenta de lo que es volver a tus orígenes, que tal vez en un momento despreciaste, pero las raíces son la base de nuestra personalidad. Por supuesto que espero la próxima columna, que tratará de cocina yucateca que es excelsa. 

  • comentario-avatar
    Javier C hace 10 meses

    Que buena columna, el propósito se cumplió.

  • comentario-avatar
    Benita hace 10 meses

    Te leí porque desde hace un tiempo noté tu acidez (cosa que obvio me agrada), llegué a comentar guarradas y al ver como te molestaban tus compañeros seguí pero luego ya no fue divertido (no es mi estilo) así que dejé de escribirte guarradas pero no dejé de seguirte.
    Cuando anunciaste que venía algo nuevo honestamente no me esperaba esto, al principio fue raro, pensé que en algún momento llegaría esa acidez, no fue así, aún así te terminé de leer, definitivamente es algo muy diferente a lo que estamos acostumbrados quienes te seguimos.
    La comida es algo que no todos valoran, el proceso no sólo es seguir un receta, no se necesita ser experto para disfrutar desde recolectar los ingredientes, saber su origen, seguir un proceso, incluso inventarse uno o hacer una variación de alguno existente y/o simplemente disfrutar el resultado.
    Mucho éxito!

  • comentario-avatar
    Samantha Pecina hace 10 meses

    Que forma de escribir y que creatividad, muchas felicidades con este nuevo proyecto

  • comentario-avatar
    Torres Sandra hace 10 meses

    Que buena columna mi Kaizzer. Son lo más, aquí estaré esperando con ansias la que sigue.

  • comentario-avatar

    Muy bien muy bien ¿ y la siguiente?

  • comentario-avatar
    Claudia Balderas hace 10 meses

    Excelente proyecto  Osvaldo, saber de cocina ahora es una verdadera necesidad !! 👏👏👏

  • comentario-avatar
    Valeria López hace 10 meses

    Yo siento que cada vez que uno entra a la cocina se crean nuevas anécdotas y la verdad es que estoy muy ansiosa por ver la siguiente semana que es lo que vas a mostrarnos

  • comentario-avatar
    Azalea Judith Ortiz Rodriguez hace 10 meses

    Cocinar es siempre un acto de amor, la cocina es cultura, es pueblo, es historia, la cocina ayuda a crear identidades y sentidos de pertenencia y siempre te acerca a las personas que te quieren… Gracias por compartir y esperare con ansias tus nuevos episodios

  • comentario-avatar
    Fernanda hace 10 meses

    Tengo 4 años viviendo en Tulum donde la comida típica es horrible , pero la vecina Yucatán en Merida uff de lo mejor y si su naranja agria es lo máximo , me encanta el agua de naranja agria gracia por compartir y oír compartir un poco de tu vida , así fue la mi hasta que encontré un grupo de personas” locas y mamonas “ igual que yo 

  • comentario-avatar
    Armando hace 10 meses

    Gracias por escribir algo tan personal… esperaba este periódico desde que con mi pregunta dieron a conocer este proyecto…. gracias de nueva cuenta

  • comentario-avatar
    Alexis hace 10 meses

    ¡Venga Kaisser!

  • comentario-avatar
    Ulises Salazar hace 10 meses

    Siempre, siempre desde que me puse a investigar más sobre la Maquina501 y sus integrantes, tuve esta empatía o afinidad más con tu contenido y lo que muestras, de verdad soy fan de lo que haces y como escribes, eres un chingon, siempre desde que conozco el pulso y la maquina501, supe que no estaba solo, que había más nerds haciendo lo suyo, no me equivoqué. Gracias

  • comentario-avatar
    Tania Salomon hace 10 meses

    Jamás si me lo preguntas y dadas tus recomendaciones en historias de instagram, me imaginé que tu columna sería sobre cocina, estoy gratamente impresionada por el tema, espero seguir impresionada con tus columnas, porque creeme.. si me ayudas a cocinar mejor a mi, sabrás que es un caso de éxito.
    Saludos!!

  • comentario-avatar
    Carlos Baltazar hace 10 meses

    Mi columna favorita que leí hoy. Por la situación (olbigada) en la que estamos, me he metido a la cocina con mi mamá. Para pasar más tiempo que las circunstancias nos ha obligado a compartir. Estamos aprendiendo los dos (aunque la comida de mi madre siempre será la mejor).
    Será un gusto leer la columna y llevarla a la práctica por dos ociosos con todo el tiempo libre y ganas de volver a pasar más tiempo juntos.
    Mucho éxito.

  • comentario-avatar

    Me resultas tan cercano al escribir, me gusto mucho tu columna, excelente comienzo, me declaro tu fan en todas tus contribuciones.

  • comentario-avatar

    A caso será mi oportunidad de cocinar comida Yucateca…? Saludos Oswaldo, yo tambien fuí o soy el mamon entre mis amigos, y no en mala onda, sino por los tipos de gustos y enfoques que tenemos, tambien muchas veces he sentido que no tengo con quien compartir las cosas que me gustan.

  • comentario-avatar
    Horacio Silva Uscanga hace 10 meses

    Dame más, me pique con la columna y hombre si la haces de comida yo estoy dentro de ese vagón.

  • comentario-avatar
    STOKA NEKUS hace 10 meses

    Cool 😎 estaré esperando próximas descripciones para salivar con esa comida. Sinceramente no conozco mucho de esa zona aparte de las playas 😂

  • comentario-avatar
    José Macias hace 10 meses

    Una de las cosas que más me gusta ver en el pulso y que más me hacen reír son tus participaciones frente a cámara, se nota el talento y el empeño que realizas en cada proyecto.
    Soy de Ags y me identifico con ese aspecto de la repetitividad y la búsqueda de algo más, y la idea de que hables de tus raíces que a través del aspecto culinario me atrae bastante, les deseo mucha suerte a ti y a todo el equipo en este nuevo proyecto, espero con ansias el siguiente episodio, saludos.

  • comentario-avatar
    Miguel Romero hace 10 meses

    Excelente rumbo de la columna, vivi 3 años en Mérida y su comida es deliciosa (ahí fue donde engordé). Esperemos pronto tener recetas e historias detrás de ellas.

  • comentario-avatar
    Samuel Sanchez hace 10 meses

    Como todos en algun punto de la vida, buscas reinventarte, si bien yo siempre he vivido en la cdmx, me doy cuenta con tu historia (y la de otras personas que conozco) que la vida fuera de la capital o de una ciudad como tal causa un efecto dominante que nos hace buscar nuevas cosas, nuevos gustos y encontrar ese espacio y esas amistades que nos hacen crecer y sentirnos bien con nosotros mismos.

    Irónicamente al mismo tiempo empezamos a ver al pasado y tratar de comprender esa realidad que ahora parece alejada de nuestro dia a dia, y es entonces cuando nos llega nuestra nostalgia o regresion y retomamos las cosas que mas curiosidad nos causaban de aquella época

    Me gustara mucho leer tu columna y asi conocer un poco de tu pasado, y si se da tambien, aprender a cocinar, ¿porque no?

    Solo una cosa mas te dire a expensas de que tal vez me gane una mentada dw tu parte

    Para mi la cochinita sabe mejor con limon

    • comentario-avatar
      Alfredo Euan Cauich hace 10 meses

      No pasa nada, tu paladar es más tolerante a lo acido tan sencillo como eso.

  • comentario-avatar
    RUY PEREZ-GALICIA hace 10 meses

    Coloca la liga para ver tu TEDx

  • comentario-avatar
    Felipe Hernández hace 10 meses

    Mi estimado Kaizzer, estaré aquí deseoso de conocer un poco de su cocina. Soy un diabético al que le interesa la naranja agria, ya que al comer cochinita en la CDMX los niveles de glucosa suben un poco y supongo por no utilizar esa naranja que mencionas.

  • comentario-avatar
    Edson Vázquez hace 10 meses

    aquí andaremos pendientes de las recetas, yo en especial esperando el uso de ustedes de la naranja agria, yo soy de Pátzcuaro Michoacán y la usamos en pollos al pastor (un pollo amarrado a una vara de manzanillo que se clava en el suelo y es cocinado a fuego indirecto con carbón) un manjar.

  • comentario-avatar
    Marisol García hace 10 meses

    hola

    me parece súper interesante que busques querer saber más de tus raíces; creo que a mi me pasa igual. Una parte de mi familia es de Jalisco y extrañamente amo esa tierra sin ser de ahí, y por lo mismo al igual que tú, busco saber más de dicho lugar por medio de la gastronomía principalmente. De verdad desde ya, te felicito por este gran trabajo.
    NOTA: Soy bióloga y me causa cierto estrés que no pongan correctamente las especies biológicas por lo que te recomiendo que las pongas en cursiva vale?
    saaludos y un gran abrazo

  • comentario-avatar
    Alex Molina hace 10 meses

    Que maravilla, no puedo creer que eres economista y seas tan crack para escribir hasta de cocina, gracias, me autoproclamo el fan #1 de esta seccion