Normalizando el acoso

Normalizando el acoso

El otro día en twitter me encontré un hilo con unas imágenes que explicaban situaciones en las que una mujer no quería tener relaciones con un hombre. Daba todos los ejemplos que podía poner:

Me duele la cabeza,
estoy en mis días,
me regañan si llego tarde. 

Todo para que los hombres pudieran entender que si una mujer te dice esto, significa que no quiere acostarse contigo. Al principio me saque mucho de onda, tenía que ser una broma ¿no? ¿en serio con dibujitos? Ni siquiera entendí el cómo llegaron a esa solución, tratar de educar a un hombre, enseñándole con peras y manzanas a leer las señales. 

Todo debería ser mucho más sencillo para las dos partes: un simple NO y ya. Pero luego recordé las ocasiones que he estado yo en esa situación. Y aunque la mayoría de las veces me siento muy mujer empoderada… honestamente cuando estás en un momento de esos, te sientes pequeña y vulnerable. 

Te olvidas que “lo único que tienes que hacer es decir no” y terminas igual que estos dibujitos, con las excusas más tontas. Excusas que no tendrías ni por que dar por que es tu cuerpo y nada tendría que suceder si decides no hacerlo. Pero ¿de dónde viene todo esto? Creo que en gran parte es de la cultura machista y su idea de mujer sumisa que debe cumplir con su deber. Ya se que voy a tener mil comentarios negativos de esto, pero sentí la necesidad de compartirles un poco lo vulnerables que podemos llegar a ser, y cómo si necesitamos de su ayuda. 

Una de las cosas que me que da mas miedo es  no saber en quién confiar en momentos en que te sientes en peligro. Porque no está bien que los que son tus amigos, te hagan comentarios de broma con temas sexuales, que se ofrecen a darte esa ayudita para el desestres o para que no pases tan sola la cuarentena. Automáticamente se pierde la confianza. ¿Cómo crees que voy a poder acudir a ti cuando me sienta con miedo o vulnerada, si en tus comentarios has insinuado que harías lo mismo si tuvieras la oportunidad?

Y lo más triste para tener que explicar nuestra situación tenga que ser, el -imagínate que le pasara a tu esposa, hermana o hija-. ¿Qué tan bajo tuvimos que caer como sociedad para que solo asociándolo con un ser querido se pueda empatizar con un tema así? 

A lo mejor para muchos hombres ha sido solo un chiste, un comentario al aire con la esperanza de que te abriera el paso… pero en nuestro caso si llega a ser mucho más. 

Es el tener que decir que no a un trabajo que te has ganado con esfuerzo pero claro, muchos pensarán que seguro te lo dieron por bonita, o quién sabe con quién te acostaste, cuando en realidad has tenido que decir que no, porque el productor te escribió un mensaje diciendo que con todo respeto, que buena estás, y que le gustaría conocerte más, así que padre que van a trabajar juntos… 

Y yo ¿por que tendría que dejar ese trabajo, perder esa oportunidad, ese dinero que también necesito para pagar la renta, la comida, el transporte?… La otra opción es resignarte a lidiar con eso y tener “cuidar” cosas como qué ponerte: ropa que no tenga escote, que mejor sea pantalón, (aunque esté haciendo un calor terrible). Cosas como tú actitud: ser amable, pero aprender a poner tu distancia,. Tus reacciones: que te hagan un chiste machista y tu simplemente tengas que sonreír o reírte como si no aplicara hacia ti. Y de las miradas lascivas ni hablemos. 

Así que sigo sin poder llegar a una conclusión, sin poder saber de qué manera hacerles entender las situaciones por las que tenemos que pasar.  Lo único que me queda es esperar que nos traten a todas de igual manera, con el mismo cariño y respeto. Necesitamos de su ayuda para poder tener el valor de decir que no, sin importar la persona o situación y saber que no va a haber represalias. 

 

COMENTARIOS

Wordpress: 23
  • comentario-avatar
    Tania de Rose hace 7 meses

    Yo también pienso que hay que hacer a los hombres partícipes de la solución y reeducarnos todos. Dejemos de dar escusas y digas “No”.

  • comentario-avatar
    Carmen hace 7 meses

    Sam, gracias por tocar un tema tan necesario…me sentí tan vulnerable al leer tu columna que la tristeza e impotencia se apoderan de mí, porque aunque te repitas mil veces a ti misma no es no…la verdad es que cuando eres tú el venado asustado en el punto de mira del cazador…te sientes simplemente vulnerable…

  • comentario-avatar

    Antes le daba tantas vueltas a una respuesta, pensando en no “herir” los sentimientos de la otra persona pero, con los años, he aprendido a quererme más y a decir un rotundo NO a situaciones que  a la que pueden terminar hiriendo es a mi… NO es NO

    • comentario-avatar
      Aranza hace 7 meses

      Qué bueno que escribiste este artículo aun pensando que podías recibir comentarios negativos, porque ciertamente es lo que uno suele escuchar cuando se trata de abordar el tema de cómo el acoso es normalizado en nuestro país.
      Pero como puedes ver, muchas mujeres (sino es que todas, aunque algunas no se animen a comentar) nos sentimos identificadas, porque todas hemos sido víctimas de eso. Y como dices tú,ni siquiera es solamente por hombres desconocidos o “si vergüenzas “, esa clase de cosas incluso nos llegan de amigos y personas en las que confiamos, y van desde bromas incómodas hasta avances indeseadas. Y por más fuerte que sea uno, a veces el peso de la cultura es mayor, y estando en esa situación se siente uno muy vulnerable y presionado.
      Y encima cuando tratas de entablar un diálogo y expresar tu incomodida o descontento te encuentras con ataques y con quienes quieren trivializar sus acciones y echarte la culpa.
      Por eso aplaudo que hayas escrito este artículo y te hayas atrevido a mencionar este tema “incómodo ” para muchos, porque los hombres necesitan saber que hay cosas que ellos creen o dicen que son normales pero que no lo son, que debe haber menos justificaciones y más respeto; y las mujeres también necesitamos ser conscientes de que no somos las únicas que nos sentimos así, que hay muchas otras mujeres que se sienten igual y que entre todos tenemos que hacer cambios para que esto no continúe siendo así.

  • comentario-avatar
    Jorge Rúa hace 7 meses

    Me gustó mucho tu artículo. Es triste que sigamos lidiando con ese tipo de situaciones. Fue frustrante cuando desde mi trinchera me llegaron a cambiar de asuntos porque iba orientado a ver por la acosada y no para callarla (como había sido la orden inicial). También fue triste que me dijeran «prefiero dejar el puesto a seguir siendo acosada o que haya represalias».

  • comentario-avatar
    Stoka nekus hace 7 meses

    Hay muchos hombres que solo lo entenderían si lo vivieran porque no son lo suficiente empáticos para imaginarlo, lo cual es muy triste

  • comentario-avatar
    Benita hace 7 meses

    Desafortunadamente este tipo de conductas está por todos lados, peor aún no solo viene de parte de los hombres (que no se justifica), muchas veces también viene de parte de las mismas mujeres. Por un lado el pretexto de “así me educaron en mi casa” el cual puedes aplicar hasta cierta edad, después (aunque a algunos les cueste más) bien puedes diferenciar y aplicar tu criterio.

  • comentario-avatar
    Rachna Hernandez hace 7 meses

    Mil comentarios negativos de esto? No, Sam. Creo que no usaste tu intuición. Usala mi reina, Usala. Me encanto tu articulo y te lo agradezco. Soy una mujer de 58 años -Santa Vejez Batman!- con un dicho sencillito y carismatico: No es NO!.
    Un abrazo para ti.

  • comentario-avatar
    Daniela B. hace 7 meses

    ¡Enorme artículo Samantha! En efecto, dudo que haya alguna mujer en el mundo que no haya sufrido un momento de acoso en su vida. Y si, debería ser así de simple…bastaría decir NO.

  • comentario-avatar
    Val Sojo hace 7 meses

    Que mal que todas hayamos pasado por algo así, tienes toda la razón dejemos de normalizar el acoso! Gracias por tu artículo!! 

  • comentario-avatar
    Lilian Vianey hace 7 meses

    Sam que oportuno es tu artículo… ya que esta situación tristemente se da hasta en la parejas y matrimonios… que se creen con el derecho de tu cuerpo y cómo mujer obligada a escuchar y aceptar comentarios denigrantes… !!

  • comentario-avatar
    Anna Castro hace 7 meses

    Que bueno que trates sobre este tema Sam, muchas mujeres lidiamos con esto todas nuestras vidas y debe de establecerse el respetuoso mutuo entre hombres y mujeres. Especialmente en el trabajo, y también protegernos unas a las otras y no tirar odio a otras mujeres por su cuerpo o por como se visten. 

  • comentario-avatar
    Carmen Briseño hace 7 meses

    Ya se! mi esposo presume cómo lo acosan las mujeres en su trabajo; he notado que ellos se sienten orgullosos; para ellos es un halago. Incluso me pregunta que con cuantos de mis amigos me acosté?…
    Lo que para ellos es una carrera para nosotras es “otra vez me rompieron el corazón” que triste!

  • comentario-avatar

    Considero que es cuestión de cultura y educación, tanto de hombres como mujeres, los hombres no entienden un “no”, por qué saben que si insisten se puede convertir en un “si”, y les funciona en muchas ocasiones, y si nos preguntamos ¿de dónde viene todo eso? tenemos ejemplos claros, películas, novelas, libros,etc. Dónde se les hace creer a los hombres que un “no” es un “si disfrazado” y a las mujeres qué “debes hacerte la difícil”, que ” te insistan” y en algunos casos hasta romantizan la violencia, el forcejeo para un beso obligado, etc., hay infinidad de ejemplos, entonces debemos reeducar a hombres y mujeres que entiendan que películas, libros y novelas, es sólo ficción, que un no es “no”, sin excusas, y mujeres, si quieres algo más, da un “sí” sin titubear eres libre de expresar tu sexualidad sin prejuicios, pero si decides un “no”, se clara y objetiva al decirlo, no des excusas ni señales (los hombres no las entienden), y alejate de ésa situación. Haz valer tu voz y si no te escuchan, siempre lleva algo para defenderte.

    • comentario-avatar
      Elizabeth hace 7 meses

      Excelente! Y sí al ser directa se me ha hecho fácil diferenciar quien de verdad quiere estar a otro que solo quería pasarla bien” Saludos!!!

    • comentario-avatar

      👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼justo lo que yo pensaba hay que ser directos a nadie le gusta perder el tiempo con cursilerias .

  • comentario-avatar

    Es tan cierto y tan triste que como dices Sam hasta tus amigos y a veces hasta familiares hacen ese tipo de comentarios, yo al igual que muchas sigo sin saber, sin entender que cambio podemos hacer en la sociedad para que los hombres nos respeten. Poder salir sin miedo ni con la guardia alta ya programadas para defendernos. 

    • comentario-avatar
      Yanet hace 7 meses

      Felicidades, me gustó mucho el articulo. Lamentablemente nos toca enseñar porque tenemos tan arraigada la cultura del machismo que normalizamos un montón de cosas. Besos

      • comentario-avatar
        Yanet hace 7 meses

        Maldición por estar escribiendo acostada lo puse abajo de un comentario…
        A seguir trabajando en quitar todas esas ideas tontas…. besos

  • comentario-avatar
    Dennisse hace 7 meses

    Cierto cierto, me identifiqué cuando te sientes empoderada y cuando te sientes vulnerable porque de ello depende tu trabajo.

  • comentario-avatar
    Monica hace 7 meses

    Hola samantha: Ame tu artículo! Acabas de describir por lo que pasan millones de mujeres en el mundo diariamente. Lo increíble es que después de tantos años de tratar de describirlo hasta con dibujos todavía sigan los mismos comportamientos hasta de nuestros propios amigos y compañeros. Te felicito de corazón, porque eres una parte muy importante y necesaria de máquina 501. Un abrazo desde Colombia.