SOL ARENA Y BALAS

SOL ARENA Y BALAS

¿Cuál es la frase que gritan todos los mariguanos cuando están reunidos escuchando reggae? Amigos, la policía.

El brazo fuerte de la ley , aquél que prometió servir y proteger a los ciudadanos, el que entregaría todo su honor e integridad para que nosotros podamos dormir tranquilos en nuestra casa, o en nuestras casas si eres de la familia Bartlett. Todo suena muy bonito, pero tenemos que aceptar la realidad, la policía, como borracho intentando tener una erección, no nos está cumpliendo. Hoy tocaremos el caso de una de las ciudades que me ha provocado más lagunas mentales que recuerdos, Cancún.

Si, la paradisiaca playa de Cancún, donde tantas veces he andado a gatas por sus calles; donde tus papás dicen que te concibieron pero en realidad fue en las afueras de la feria de Texcoco, donde un whisky con agua mineral te cuesta 7,500 pesos  (y lo vale, perros); dio un ejemplo claro de brutalidad policiaca durante la noche del lunes.

Porque si, detrás de toda arena tan blanca como influencer norteña, las calles de la ciudad se tiñeron de rojo tras la trifulca que se armó entre manifestantes y la policía local.

Perdón, trifulca es la palabra equivocada, no se le puede llamar así cuando un grupo de manifestantes están desarmados  y llega un grupo de 50 policías encapuchados, con chalecos antibalas y armas largas, eso tiene más desventaja que una pelea entre un trovador y un oso Grizzly. Bueno, aunque el oso podría morir de aburrimiento, ha pasado.

Pero como Ramsay Bolton torturando a Theon, vámonos por partes, para empezar, ¿por qué un grupo de cancunenses estaba protestando afuera del Palacio Municipal y no estaba bailando en el Coco Bongo como lo haría cualquiera de nosotros?

Cerca de  dos mil jóvenes se manifestaron en respuesta a los tres brutales feminicidios registrados este fin de semana en el Estado de Quintana Roo, me atrevería a decir que para cualquiera, es una razón válida para ir a mentarle la madre al gobierno que no ha reaccionado ante estos sucesos… excepto si eres la policía municipal.

Los agentes de seguridad aparecieron más violentos que porra de las Chivas al ver a una persona con un libro.

Persiguieron, golpearon, bloquearon las salidas, intentaron quitar celulares y cámaras a los periodistas y para acabarla de cagar, empezaron a tirar balas al aire… y por aire me refiero a dos periodistas que recibieron impactos de bala.

A ver idiotas, se están reuniendo para pedir que se detenga la violencia y lo que haces es darles mas violencia, ¿quien los educó, Charles Manson? Lo más cabrón pasó al día siguiente a la hora de preguntarse qué chingados había pasado y especialmente, quién ordenó abrir fuego a los ciudadanos. Y  la culpa, como la primera tortilla en el tortillero , nadie se la quiso echar.

Primero, la alcaldesa y versión de Lucerito si en vez de cantante hubiera sido abogada, Mara Ledezma declaró que ella no sabía nada ya que  jamás ordenó ningún tipo de represión en contra de la ciudadanía y que habían iniciado ya una investigación

Luego el secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, Alberto Capella dijo que lo acontecido era en todos sentidos inaceptable y que ya había ordenado una investigación interna. 

Los reclamos seguían y subieron un peldaño con el gobernador del estado y hermano perdido de Carlos Eduardo Rico,  Carlos Joaquín González, el cual declaró que reprobaba lo que había sucedido porque había dado instrucciones precisas de NO agredir y adivinó usted bien: dijo que abriría una investigación al respecto. Muy buenos para abrir investigaciones pero qué tal para abrir carpetas de feminicidios, cabrones?!?

Hasta el momento, lo único que se ha logrado es la destitución del director de la policía municipal y del Secretario de seguridad del estado. Por un lado, es un avance ya que a diferencia de otros casos, ya estamos viendo rodar cabezas, por otro lado, para empezar esto no debió haber ocurrido, sea quien sea el culpable.

Si, los manifestantes rompieron cosas, pero como hemos visto, la única manera en que el gobierno les haga caso a sus peticiones, es así, no aprenden la lección.

Si se fijan ni me clavé en qué partidos pertenecen estas personas, porque ya tenemos que dejar de lado esa parte, no volvamos la muerte de mujeres otro caso más de “qué partido es el culpable” y a quién le conviene que estos problemas sucedan.

Ya basta, así como están intentando cubrir las huellas de lo sucedido la noche del lunes, intenten cubrir las pistas de los casos de los feminicidios ocurridos en su estado.

Justicia para Alexis  y todas las víctimas en este país.

Publicación Más Reciente
Publicación Más Antigua

COMENTARIOS

Wordpress: 0