TIEMPOS DE DON PORFIRIO

TIEMPOS DE DON PORFIRIO

Charalitos tropicales…Las indirectas. La insinuación. La sugerencia con jiribilla. Siempre han sido recursos para evitar ofender directamente aunque a veces el tacto no es tanto y terminas quemando a la banda:

Ay, amiga. Qué linda te ves en la foto. Lástima que estés rodeada de culeras roba-maridos, rompe-hogares. Pero tú muy bien, ¿eh? No aprendas a aullar aunque andes con lobas. Bendiciones. XOXO. Y esta semana, el “Inbox, amiga” fue el saco lanzado y cachado por el acontecer nacional.

Todo esto porque hace unos días se publicó un decreto presidencial en el Diario Oficial de la Federación en el que se ordena que “de manera voluntaria” los altos funcionarios reducirán un 25% su salario. O sea a huevo, pues.

Y aunque a todos los mexicanos nos alegra cualquier cosa que haga cagarse en reversa a un político, no faltó quien pusiera el grito en el cielo. Tal fue el caso de su serenísima cascarita y diputado de Morena, Don Porfirio Muñoz Ledo.

Y así como tu novia (O yo) no puede evitar gritar “Woooooh” cuando ponen un reguetón, últimamente Don Porfirio no puede evitar ser uno de los críticos más rajatablas de la 4T. De ser uno de los cuates más cercanos y llevarse de piquis-colis con nuestro viejito santo, pasó a ser una de las piedras en el zapato de la actual administración.

Don Pori, cuyo pecho no es bodega, dijo:

Algunos se han quejado y me preguntan si es a huevo renunciar a la cuarta parte del salario. Yo no voy a decir nombres, porque no me gusta el chisme, pero los que lo solicitan son unos ignorantes y unos abusivos. Chinguen a su madre, mejor. Que renuncien ellos a vivir en Palacio Nacional. O a apellidarse López Obrador. Que conste que sin nombres.

Pero así como tú (O yo) no puedes evitar cantar “Mis Ojos Lloran Por Ti” después de seis whiskys; Mi viejito santo tampoco puede mantener la cabeza fría y el hocico cerrado. Y entonces contestó:

Yo nomás le quiero decir a Porfirio que está en su derecho de expresarse. Cámara, culero. A la vuelta venden pan. Antes “Ay Andrés, qué chido eres” y ahora muy crítico, ¿No? Muy neoliberal. Expresate. Sin pedos… Sin rencores… yo nomás te digo, la vida da muchas vueltas crucito. Andate con cuidado hommes.

Y así las cosas. Dimes, diretes, habladas, albures y calambures. Como siempre ha sido y seguirá siendo. Los que decían que no eran igual a los anteriores, resultaron igual o peores. ¿Y los anteriores? Igual de ojetes y habladores que siempre. Y no digo nombres, apellidos, ni partidos… Yo no critico a nadie. Nomás digo.

Publicación Más Reciente
Publicación Más Antigua

COMENTARIOS

Wordpress: 0