XH-AMLO

XH-AMLO

Amigos, una de las cosas que han marcado este sexenio presidencial ha sido sin duda el fenómeno, no le quiero decir mercadológico, digámosle de comunicación social conocido como en las mañaneras.

Las mañaneras son un discurso diario, con preguntas que el presidente escoge que llega a durar hasta dos horas, en donde el presidente Andrés Manuel ha pasado por todo: desde recibir elogios, vítores y besos en las suelas por parte de periodistas muy cuestionables de portales bastante más cuestionables. Hasta expresar enojo y molestia sobre artículos que no le favorecen.

La semana pasada el presidente, así es, el presidente de México comentó con molestia el artículo de milenio noticias en donde se exponía que un señor enfermo de Covid-19 fue rechazado en más de tres hospitales. 

El presidente estaba enojado porque se le había dado demasiado tiempo al aire a esta nota, ¿que quiere decir aquí el presidente? ¿Quiere decir que no le gusta que se le dé demasiado tiempo a este tipo de noticias? ¿Entonces qué quiere? ¿Que todo sean buenas noticias? Que no recibamos otra información más que la que él quiera?

Pues justamente eso va a pasar, compadre. AMLO acaba de anunciar que se llevará a cabo dos nuevas conferencias en Palacio Nacional, ahora sobre la entrega de apoyos de los programas del Bienestar y otra sobre microcréditos. Para que nos demos cuenta todos los días como calla a billetazos a la población-

Así es, ya no sólo será la mañanera en donde AMLO por más de dos horas se molesta con los periódicos y recibe los besos del pendejo del molécula, ya no sólo será el doctor López Gatell en la vespertina aclarando dudas del coronaviru tan básicas como una morra con bolsa Maicol Corrs. Ya va a ser todo el santo día.

Y es que este gobierno se dedica más a cacrear lo que va a hacer que de verdad hacer algo. Decir un chingo de mentiras no marea a la verdad. No perdamos de vista que, en ese mismo día, que nos decía que va a haber nuevas conferencias, el presidente, afirmó que se aplanó curva de contagios, apuntó que se volvió horizontal y en próximos días se dará una nueva proyección.

Es decir, no se trata de comunicar, no se trata de salir a hablar todos los días como periquito diciendo pendejadas y mentiras, porque esto no sólo es mentira, también es una gran pendejada. 

El presidente no solamente está diciendo mentiras fácilmente demostrables al primer clic de Google. Al presidente no le importa decir mentiras como estas, porque aquel que ose investigarlo, se va a convertir en un periódico neoliberal, de oposición, golpista, enemiga del pueblo.

Que viva la libertad de expresión, siempre y cuando no me tire de tomatazos.

Pos total que así va a quedar el reparto de las conferencias:

1.- Conferencia mañanera, encabezada por el presidente López Obrador, a las 7 horas de la mañana, dura en promedio dos horas.

2.- Conferencia de microcréditos, encabezada por la secretaria de Economía, Graciela Márquez, de 18:00 a 19:00 horas.

3.- Conferencia de actualización de cifras de covid-19, encabezada por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, de 19:00 a 20:00 horas.

4.- Conferencia de programas sociales, encabezada por la secretaria del Bienestar, María Luisa Albores, de 20:00 a 21:00 horas.

Ahora van hacer dos conferencias más de prensa diarias para llenar un total de cinco horas diarias de absoluta propaganda, hay que decirlo con todas sus letras esto es absoluta propaganda pro-gobierno.

Andrés Manuel lo está logrando, que sólo se hable lo que él quiera, no nos vayamos tan lejos, ni nos engañemos, mis niños. Al presidente le encanta que bailen al son que él toca, ¿no me creen? chequen este material oficial de la Secretaría de educación pública para tercero de secundaria.

 

¿Qué tienen en común China, Turquía, Cuba, Venezuela y Rusia? No solo que sus gobiernos rayan en la tiranía, sino que sus gobiernos tienen canales de información OFICIALES en donde sólo se dice lo que el jefe quiere.

Tenemos cinco horas de conferencias de prensa oficial al día, tenemos Videos que adoctrinada nuestros jóvenes acerca de cómo pensar, apréndanse esto de memoria y nunca se les olvide, para que cuándo, a los que comunicamos cosas que no le gustan al presidente nos empiecen a censurar, no hagan carita de sorprendidos, ni vayan a twittear a decir “así no amlo”, “yo no voté por esto”, porque sí votaste por eso, porque el señor nunca nos engañó, siempre nos dijo como le gustaba la información: como él le gusta. 

Aplaudiendo y sonriendo. Y cuestionando a la autoridad, excepto cuando yo sea la autoridad.

COMENTARIOS

Wordpress: 0